Plan para el Control de Vectores de la OMS hasta 2030

20 08 2017

Las enfermedades transmitidas por vectores, que suponen una gran amenaza para la salud de las sociedades en todo el mundo, son causadas por virus, bacterias y parásitos transmitidos al ser humano por mosquitos, flebótomos, chinches triatomíneas, simúlidos, garrapatas, moscas tsetsé, ácaros, caracoles y piojos.

Original Title: Aa_5120a.jpg

aedes

Las enfermedades humanas de transmisión vectorial con mayor importancia mundial son el paludismo, el dengue, la filariasis linfática, la esquistosomiasis, la fiebre chikunguña, la oncocercosis, la enfermedad de Chagas, la leishmaniasis, enfermedad por el virus de Zika, la fiebre amarilla y la encefalitis japonesa.

Otras enfermedades transmitidas por vectores, como la tripanosomiasis humana africana, la enfermedad de Lyme, la encefalitis transmitida por garrapatas y la fiebre del Nilo Occidental tienen una importancia local en zonas o poblaciones específicas.vinchuca

 

Las principales enfermedades transmitidas por vectores representan alrededor del 17% de la carga mundial estimada de enfermedades transmisibles y causan más de 700.000 muertes al año. Las zonas tropicales y subtropicales son las más afectadas.

Más del 80% de la población mundial vive en zonas en las que hay riesgo de contraer al menos una de las principales enfermedades transmitidas por vectores, y más del 50% de la población mundial, en zonas en las que hay riesgo de contraer dos o más.

Achatina fulica 240

El riesgo de infección es particularmente elevado en pueblos y ciudades, donde los mosquitos Aedes Culex proliferan gracias a un hábitat favorable y donde hay mucho contacto con los seres humanos. Las tasas de morbilidad y mortalidad suelen ser desproporcionadamente altas entre las poblaciones más pobres.

Quienes sobreviven a estas enfermedades pueden quedar discapacitados o desfigurados para siempre, agravando aún más su situación.

Las enfermedades transmitidas por vectores suponen una enorme carga económica y limitan el desarrollo tanto rural como urbano.

Original Title: Sandfly_15-11.jpg

Aunque se han registrado logros notables en la lucha contra el paludismo, la oncocercosis, la filariasis linfática y la enfermedad de Chagas, la carga de muchas otras enfermedades transmitidas por vectores ha aumentado en los últimos años.

Desde 2014, grandes brotes de dengue, paludismo, fiebre chikunguña y fiebre amarilla han azotado a distintas poblaciones, provocando numerosas muertes y colapsando los sistemas de salud en muchos países.

En 2016, las infecciones por el virus de Zika y sus complicaciones se propagaron rápidamente en la Región de las Américas de la OMS y más allá, afectando a personas y familias, y causando trastornos sociales y económicos.Garrapata Ixodes_Ricinus

Factores sociales, demográficos y medioambientales han alterado las características de la transmisión de los patógenos y han provocado la intensificación, la propagación geográfica, la reemergencia o la ampliación de las temporadas de transmisión.

En particular, la urbanización no planificada, la ausencia de una red fiable de suministro de agua y la gestión inadecuada de los residuos sólidos y de las excretas pueden exponer una gran cantidad de habitantes de pueblos y ciudades al riesgo de sufrir enfermedades víricas transmitidas por mosquitos.

La intensificación de los viajes y de los intercambios comerciales en todo el mundo, aunada a factores medioambientales como las alteraciones en el uso del suelo (como la deforestación) y el cambio climático, también podría tener un impacto. La combinación de todos estos factores influye considerablemente en las poblaciones de vectores y en las características de la transmisión de los patógenos.

Centrarse en los vectores que transmiten los patógenos es un enfoque preventivo eficaz contra la mayoría de las enfermedades de transmisión vectorial.

Las intervenciones que reducen el contacto entre el ser humano y los vectores y que disminuyen la supervivencia de los vectores pueden suprimir e incluso detener la transmisión.

Se sabe por experiencia que un control riguroso de los vectores permite reducir considerablemente la carga de las enfermedades.

Los buenos resultados en la lucha contra el paludismo, la malaria, la oncocercosis y la enfermedad de Chagas se deben en gran medida a un determinado compromiso político y a importantes inversiones en el control de vectores.

La reducción y la eliminación del paludismo en ciertas regiones son producto de actuaciones intensivas de rociado de DDT en las décadas de 1950 y 1960 y, más recientemente, de la distribución masiva de mosquiteros tratados con insecticida y el rociado de interiores con insecticidas de acción residual, también conocido como rociado residual intradomiciliario.

El uso a gran escala de larvicidas para reducir las poblaciones de vectores de la oncocercosis humana, aunado al tratamiento con ivermectina dirigido a la comunidad, ha contribuido considerablemente al retroceso de la enfermedad.

En lo que se refiere a la enfermedad de Chagas, la eliminación de los vectores domésticos mediante el rociado de interiores con insecticidas de acción residual y la mejora de la vivienda, además de un mejor análisis de la sangre de los donantes y un tratamiento de apoyo para las personas infectadas, han dado resultados muy positivos en los países del sur de América del Sur.

El control de vectores se implementó exitosamente contra el dengue y la fiebre amarilla en las Américas en las décadas de 1950 y 1960, y resultó eficaz contra el dengue en Singapur durante las décadas de 1970 y 1980 y en Cuba durante las décadas de 1980 y 1990.

La necesidad de un enfoque integral del control de vectores para hacer frente al impacto de las enfermedades transmitidas por vectores nunca ha sido tan apremiante.

La transmisión y el riesgo de las enfermedades transmitidas por vectores están cambiando de forma rápida debido a la urbanización no planificada, al aumento de los movimientos de personas y bienes, a cambios medioambientales y a problemas de naturaleza biológica, como la resistencia de los vectores a los insecticidas y la evolución de cepas de patógenos.

Metas, hitos y objetivos para el proyecto de respuesta mundial para el control de vectores, 2017-2030

2020 Hitos Objetivos
2025 2030
Reducir mundialmente la mortalidad por enfermedades de transmisión vectorial con relación al 2016 Al menos un 30% Al menos un 50% Al menos un 75%
Reducir mundialmente la incidencia de enfermedades de transmisión vectorial con relación al 2016 Al menos un 25% Al menos un 40% Al menos un 60%
Prevenir las epidemias de enfermedades de transmisión vectorial* Seguir previniendo las epidemias en todos los países sin transmisión en 2016 Prevenir las epidemias en todos los países

Detección rápida de los brotes epidémicos y reducción de estos antes de su propagación fuera de las fronteras del país.

Carga mundial de las principales enfermedades transmitidas por vectores, a marzo de 2017

Se incluyen algunas enfermedades transmitidas por vectores de importancia local específica, que se indican con sombreado gris.

Vector Enfermedad Número anual estimado o notificado de casos Número anual estimado de

muertes

Años de vida ajustados en función de la

discapacidad estimados

Mosquitos Paludismo 212.000.000 429.000 NA
Dengue 96.000.000 9.110 1.892.200
Filariasis linfática 38.464.000 NA 2.075.000
Chikunguña (Américas) 693.000

presuntos casos, 2015

NA NA
Enfermedad  por el virus de Zika (Américas) 500.000

presuntos casos, 2016

NA NA
Fiebre amarilla (África) 130.000 500* 31.000*
Encefalitis japonesa 42.500* 9.250* 431.552*
Fiebre del Nilo Occidental 2.588 111 NA
Simúlidos Oncocercosis 15.531.500 NA 1.135.700
Flebótomos Leishmaniasis mucocutánea 3.895.000 NA 41.500
Leishmaniasis visceral 60.800 62.500 1.377.400
Chinches triatomíneas Enfermedad de Chagas 6.653.000 10.600 236.100
Garrapatas Borreliosis (enfermedad de Lyme) 532.125 NA 10,5

por 100.000 habitantes

Países Bajos

Encefalitis transmitida por garrapatas

(norte de Eurasia)

10.000-12.000 NA 167,8 por 100.000

habitantes en Eslovenia

Moscas tsetsé Tripanosomiasis africana humana (África) 10.700 6.900 202.400
Caracoles Esquistosomiasis 207.000.000 200.000 2.613.300
Varios Otras: ** fiebre del Valle del Rift, virus O’nyong-nyong, virus Mayaro, fiebre hemorrágica de Crimea-Congo,

rickettsiosis, peste

NA NA NA

Ejemplos de éxito gracias al control de vectores

 

Lugar Año Enfermedad Intervención Impacto Ref.
Malasia 1900 Paludismo Gestión medioambiental: drenaje de criaderos, aclareo forestal. Marcada reducción de la enfermedad.
Cuba 1903 Fiebre amarilla Gestión integrada de vectores en La Habana: drenaje de aguas estancadas o aplicación de aceite, fumigación y aislamiento de pacientes con fiebre amarilla mediante pantallas y mosquiteros. Eliminación de la fiebre amarilla.
Panamá 1904 Paludismo y fiebre amarilla Gestión integrada de vectores: protección de los barrios habitados mediante pantallas, drenaje o rellenado de aguas estancadas, instalación de desagües, aplicación de larvicidas (aceite o verde de París). Reducción del paludismo a niveles bajos y eliminación de la fiebre amarilla.
Japón 1938-

1977

Esquisto-somiasis Control de vectores mediante cambios de las prácticas agrícolas, cementación de canales de agua y aplicación de molusquicidas. Interrupción de la transmisión de esquistosomiasis. Último caso registrado en humanos en 1977.
Brasil 1942 Paludismo Aplicación de larvicidas con verde de París y rociado de casas con piretroides de acción rápida. Eliminación de Anopheles gambiae, el vector de paludismo más eficiente del mundo (especieintroducida).
Mundo 1955-

1967

Paludismo Programa Mundial sobre Paludismo basado mayormente en el rociado de interiores con DDT y otros insecticidas de acción residual, control larvario y medicamentos antipalúdicos. Eliminación del paludismo en grandes regiones del mundo, en especial en zonas de clima más templado con transmisión estacional.
América Latina Décadas de 1950

y 1960

Fiebre amarilla y dengue Inspecciones de recipientes, aplicación de aceite en criaderos y posterior rociado perifocal con DDT de recipientes de agua y paredes próximas. Eliminación de Aedes aegypti de grandes partes de la región.
Túnez 1970-

1982

Esquisto-somiasis Estrategia integrada que combina quimioterapia masiva y control de caracoles mediante el uso de molusquicidas. Interrupción de la transmisión de la esquistosomiasis. No se ha detectado ningún caso autóctono desde 1982.

 

África Occidental 1974-

2002

Oncocer- cosis Aplicación aérea de larvicidas mayormente con agentes microbianos. Casi eliminación de la ceguera de los ríos en buena parte de África Occidental.
Singapur de 1970 hasta ahora Dengue Vigilancia entomológica y reducción de criaderos. Periodo de 15 años de baja incidencia del dengue.
América Latina 1991-

2005

Enfermedad de Chagas Rociado de interiores con insecticidas de acción residual, mejoras habitacionales y educación comunitaria. Disminución de la tasa de infestación y marcado declive en las tasas de infección de niños nacidos desde el comienzo del programa; interrupción de la transmisión interior en muchos países.
Cuba Décadas de 1980

y 1990

Dengue Intervenciones combinadas basadas en la comunidad, rociado de interiores con insecticidas de acción residual. Ningún brote, baja incidencia, la mayor parte de la isla libre de vectores.
Australia 2003 Dengue Rociado de interiores con insecticidas de acción residual. Efecto protector significativo cuando la cobertura es ≥ 60 % en

las instalaciones vecinas.

Trópicos 2000-

2015

Paludismo Mosquiteros tratados con insecticida de acción prolongada, rociado de interiores con insecticidas de acción residual y tratamiento rápido. Reducción del 50 % en la prevalencia del paludismo y reducción del 40 % en morbilidad.

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Anuncios




Costo del Virus ZIKA en América Latina

18 04 2017

Las epidemias de enfermedades tales como la fiebre amarilla, el ébola o la gripe pueden aumentar la desigualdad social y de salud y, en consecuencia, socavar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su visión de “no dejar a nadie atrás”.

UNDP-RBLAC-Zika Madre con bebe

En este sentido, el virus del Zika, que se transmite principalmente por la picadura del mosquito Aedes aegypti, constituye una de estas amenazas.

A pesar de que el Zika ya no se considera una emergencia de salud pública de interés internacional, sigue representando una crisis de salud pública que afecta con mayor dureza a las comunidades más pobres y vulnerables.

El presente informe, Evaluación del impacto socioeconómico del virus del Zika en América Latina y el Caribe, es un análisis actualizado de las implicaciones sociales y económicas del virus del Zika.

Dentro de la incertidumbre considerable que rodea a la epidemiología actual y proyectada de la enfermedad, en este informe se utilizan tres escenarios para determinar el impacto potencial del virus en la región en función de diversos índices de transmisión.

Los tres escenarios son:

1) escenario de Zika basal (tasa de infección actual);

2) escenario de Zika medio (20% de la población infectada); y

3) escenario de Zika alto (73% de la población infectada).

El escenario de Zika alto, que refleja una perspectiva aparentemente radical, es aplicable sobre todo a los países del Caribe por su pequeño tamaño, aislamiento y terreno relativamente llano (lo cual facilita una propagación más rápida y extensa).

Se trata de condiciones similares a las de la Polinesia Francesa, donde la prevalencia del Zika alcanzó el 73%.

Salvo que se especifique lo contrario, los cálculos presentados en este resumen ejecutivo proceden del escenario de Zika medio, que establece una proyección de 60 millones de individuos infectados entre 2015 y 2017.

En primer lugar, la actual epidemia por el virus del Zika tendrá repercusiones a largo plazo con costos directos e indirectos para los países afectados.

A corto plazo, el costo de la actual epidemia se estima entre 7.000 y 18.000 millones de dólares en tres años (en los tres escenarios), o bien en un costo medio aproximado de 1.000 millones de dólares por cada incremento del 5% en la tasa de infección.

El mayor costo a largo plazo son los gastos directos e indirectos asociados a la microcefalia y al síndrome de Guillain-Barré.

El cálculo del costo total en la región durante la vida de los pacientes se aproxima a los 8.000 millones de dólares para los casos de microcefalia y a los 3.000 millones para los casos de síndrome de Guillain-Barré.

De estos costos totales, la parte más sustancial la representa la pérdida de ingresos de las personas con microcefalia, que quizá no puedan incorporarse al mercado laboral.

En segundo lugar, la epidemia del Zika plantea un verdadero reto de equidad.

Su impacto es desproporcional en los países más pobres de la región, así como en los grupos más desfavorecidos y vulnerables, sobre todo en las mujeres pobres de comunidades periurbanas.

Si bien se prevé que las economías más grandes como, por ejemplo, Brasil asumirán la mayor parte del costo absoluto, las mayores repercusiones se percibirán en los países más pobres, que pueden perder cada año más del 1 % del PIB (en el escenario de Zika alto).

La rápida urbanización de la región, acompañada de malas condiciones sanitarias y de infraestructuras deficientes en algunas zonas, ofrecen condiciones favorables para que el mosquito Aedes aegypti se multiplique y que, por lo tanto, aumente el riesgo de transmisión del virus del Zika.

La evaluación destaca que, al día de hoy, las comunidades y los hogares más pobres ya sufren de un acceso desigual a los servicios de salud, al agua potable y a unas buenas condiciones sanitarias y, además, su participación en el mercado laboral es inferior.

Por todo ello, son más vulnerables a los impactos del Zika. Sin lugar a dudas, esta enfermedad influye de forma negativa sobre el progreso en el cumplimiento de algunos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que se encuentran el ODS 1 sobre la pobreza; el ODS 3 sobre la salud y el bienestar, y el ODS 5 sobre la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

En tercer lugar, es preciso reforzar la preparación de las diferentes áreas regionales y nacionales y sus estrategias de respuesta, que deben involucrar a las comunidades.

La evaluación presenta los esfuerzos coordinados de los tres países objeto de estudio en el control de la propagación del Zika.

No obstante, la persistente disparidad social y la desigual cobertura de servicios de salud han dificultado que las respuestas nacionales lleguen a los grupos más vulnerables. A todo ello se le suma la escala y la incertidumbre e imprevisibilidad inherentes a la epidemia del Zika.

Las respuestas nacionales han tenido que hacer frente a diversos desafíos, incluida la modesta capacidad de los sistemas de vigilancia y diagnóstico, la atención limitada a los esfuerzos de prevención y las dificultades en la asignación y coordinación de los recursos.

Además, las respuestas nacionales no han sido uniformes en la región, tal y como demuestran los resultados variables y los distintos retos experimentados en los países objeto de estudio.

Se proponen seis recomendaciones:

En primer lugar, dado que es probable que el Zika se torne endémico, deben establecerse planes presupuestarios adecuados.

En vista del costo previsto, los países de América Latina y el Caribe deben definir planes de contingencia en el presupuesto que permitan respuestas amplias y contundentes.

Estos planes deben considerar el papel que desempeñarán los gobiernos nacionales, los donantes internacionales, los mecanismos regionales y los bancos multilaterales como, por ejemplo, el Banco Interamericano de Desarrollo.

En segundo lugar, deben integrarse los esfuerzos dirigidos a los diversos virus transmitidos por mosquito y adaptar cada enfoque en función de los efectos específicos de cada enfermedad.

El dengue, el chikungunya, la fiebre amarilla y el Zika son transmitidos por la misma especie de mosquito.

Dado el enorme costo combinado de estas enfermedades, sería rentable para los gobiernos invertir en estrategias a largo plazo que combatan el mosquito en lugar de los virus que propaga.

En la actualidad, se están realizando diferentes actividades en la región para integrar la detección, la prevención y la vigilancia de varios virus transmitidos por mosquitos y los distintos gobiernos deberían aplicar un enfoque integral similar a sus estrategias nacionales.

En tercer lugar, la equidad debe ser primordial en todas las estrategias del Zika y se deben proporcionar mecanismos de protección social adecuados para todas las personas afectadas.

Se calcula que los costos indirectos serán sustanciales.

Por ejemplo, los ingresos perdidos debido a las nuevas obligaciones de cuidado de la población infantil representan pérdidas potenciales que oscilan entre 500 y 5.000 millones de dólares para la región en el escenario de Zika alto.

En Brasil, el programa de protección social Bolsa Familia proporciona un subsidio adicional a las familias con niños que sufren microcefalia. Sin embargo, según la evaluación, los costos indirectos de la microcefalia en Brasil serán seis veces más de lo provisto por los subsidios del gobierno.

Por consiguiente, los sistemas de protección social deben ofrecer subsidios económicos proporcionales a los costos reales del cuidado de los niños, así como medios de subsistencia a las madres en riesgo de abandonar el mercado laboral de forma permanente.

En cuarto lugar, es necesario promover políticas públicas que favorezcan la igualdad de género y promuevan la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las comunidades afectadas.

La incorporación de los derechos humanos de las mujeres y niñas, incluidos sus derechos sexuales y reproductivos, es esencial para que cualquier respuesta frente al Zika sea efectiva.

Asimismo, todas las mujeres potencialmente afectadas deben tener acceso a información clara y actualizada sobre el Zika y a servicios de planificación familiar y diagnóstico prenatal.

En quinto lugar, debe desarrollarse un enfoque multisectorial de las enfermedades transmitidas por mosquitos a nivel nacional y regional.

Los factores que provocan la vulnerabilidad a las enfermedades transmitidas por mosquitos son normalmente cuestiones que van más allá del ámbito de la salud (p. ej. la vivienda, la desigualdad de género, la planificación y recursos urbanos, o el nivel socioeconómico).

Estos son algunos de los factores que influyen sobre la vulnerabilidad a la infección. Por ejemplo, un enfoque multisectorial para la gestión integrada del vector requeriría la intensificación de  acciones nacionales con alianzas que avancen hacia un objetivo común y utilicen estrategias, recursos y procedimientos consensuados.

Finalmente, es necesario involucrar a las comunidades en la lucha contra el Zika.

Las comunidades pueden estar implicadas en diversos aspectos de la prevención, desde la difusión de mensajes de salud pública hasta el monitoreo y los esfuerzos de control del vector a nivel comunitario.

Las comunidades deberían estar involucradas en la respuesta y el apoyo a las familias afectadas.

El éxito requiere un cambio de actitud, la participación activa de la comunidad y la implicación de todas las partes, incluidas las organizaciones de mujeres y religiosas.

Fuente: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR).





La Eficiencia de la Picadura del Mosquito

21 02 2017

Fumigaciones PROPARK

Original Title: Aa_5120a.jpg

aedes

 

Para extraer sangre, los seres humanos, hemos inventado instrumentos como la jeringa que se compone de un tubo capilar acoplado a una bomba de succión por vacío.

La naturaleza, otra vez, nos demuestra que estamos muy lejos de llegar a imitarla.

Los mosquitos se alimentan naturalmente de sustancias azucaradas que están en las plantas para reponer compuestos ricos en energía que utilizan como combustible para el vuelo.

Las hembras también necesitan alimentarse de sangre de huéspedes vertebrados para poner huevos fertilizados en ambientes adecuados para su descendencia florezca.

Los mosquitos rastrean el dióxido de carbono que exhalan nuestros cuerpos. A medida que se acercan detectan el calor corporal y sustancias llamadas ácidos grasos volátiles que emanan.

Los ácidos grasos volátiles emitidos por la piel son bastante diferentes. Reflejan las diferencias entre hombres y mujeres, incluso lo que hemos comido. Esas señales son diferentes de persona a persona, pero todavía no se conoce porque los mosquitos prefieren más a unos que a otros.

El sistema gustativo y, más importante, el sistema olfativo, son cruciales para la aptitud de mosquitos en el medio ambiente. Tres grandes apéndices de la cabeza están involucrados en la recepción de las señales químicas del medio ambiente, a saber, las antenas, palpos maxilares y la trompa.

La trompa o probóscide es en realidad un sofisticado sistema de 6 microagujas, que se compone de un labio similar a un canalón que encierra un fascículo.mosquito-aparato-bucal

Cuando un mosquito perfora la piel, una funda flexible de modo de labio llamada labium se pliega y queda fuera mientras empuja las seis partes con forma de aguja que los científicos llaman estiletes.

El fascículo contiene estos seis estiletes o microagujas:

Dos de ellas, los maxilares dentados MX, poseen una estructura muy afilada, que le sirven para perforar la piel como una sierra, sin que nos demos cuenta, requiriendo 3 veces menos fuerza que las microagujas artificiales hechas por el ser humano hasta ahora.

Otras dos, las mandíbulas M, tienen la función de separar los tejidos de la piel mientras la hembra explora el lugar para encontrar un vaso sanguíneo.

La alimentación de sangre de los mosquitos en la piel mostró que la penetración puede ocurrir inmediatamente después de que la labella se pone en contacto con la piel, pero en algunos casos la trompa se puede mover durante algún tiempo antes de que el fascículo penetre la piel y el labrum busque los vasos sanguíneos aparentemente orientado por la recepción de los productos químicos volátiles que hay en estos.

Es de destacar que la sangre humana es rica en compuestos aromáticos volátiles, incluyendo el ácido fenilacético, 4-etilfenol y ácido benzoico.

También, cuando se alimenta de sangre, está inoculando con la saliva sustancias anticuagulantes para agilizar la ingesta y microorganismos patógenos causantes de enfermedades como Dengue, Zika, Chikungunya, Fiebre Amarilla, Malaria, Virus del Nilo, Encefalitis de San Luis.

En el siguiente vídeo se puede observar perfectamente lo descrito anteriormente. Puede configurar la traducción de los subtitulos en español.

http://www.propark.com.ar/2017/02/la-eficiencia-de-la-picadura-del.html

 

Fuente: PubMed Central.

DEEP LOOK, KQED, PBS Digital Studios.





Muere Bebé con Microcefalia por Zika en Argentina

14 11 2016

“Una vez que murió el bebé, se hicieron estudios de tejido y
resultó que tenía enfermedad congénita por virus zika. Además de la microcefalia, nació con muchísimas alteraciones, trastorno en los miembros y diversas fallas orgánicas por las cuales fallece”, dijo Jorge San Juan, director nacional deEpidemiología, a Télam.Microcefalia

A principios del mes de octubre se notificó acerca de una paciente embarazada de 27 semanas de edad gestacional, sin antecedentes de viaje, ni sintomatología compatible con infección por virus zika y con hallazgo en ecografía fetal de malformaciones.

El 20 de octubre se realizó cesárea de urgencia, con un recién nacido que presentaba las malformaciones detectadas por ecografía, de sexo masculino, con 34 semanas de edad gestacional, peso al nacer 1940 grs, talla 43 cm; que presentó microcefalia (PC 31 cm), artrogriposis de las 4 extremidades, bandas amnióticas en manos y pierna izquierda y malformaciones intracraneales ventriculomegalia y fosa posterior no conservada. Los resultados de las muestras también fueron positivos para zika.

Luego de 10 días de evolución el niño falleció debido a las complicaciones derivadas de su morfología, condiciones de prematurez y bajo peso. En todo momento se brindó a la madre y su familia acompañamiento y contención por parte de equipos especializados, previstos para esta situación conforme a las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación y de la Organización Panamericana de Salud (OPS).

El caso fue confirmado el día 8 de noviembre, por el laboratorio nacional de referencia, Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Dr. Julio I. Maiztegui”, como positivo para zika.

Actualización para Dengue, Zika y Chikungunya:

Para la mejor comprensión de la situación en Argentina, se divide el análisis entre las primeras 25 semanas de 2016, “período epidémico”, en el que se registró circulación viral de dengue, Zika y chikungunya en Argentina y, por otra parte, lo que sucede desde la SE26 y hasta la actualidad, con el fin de caracterizar en el período “interepidémico”, el funcionamiento de la vigilancia y la identificación de situaciones de riesgo.

Original Title: Aa_5120a.jpg

aedes

Dengue:

Hasta la semana 25 de 2016 se registraron brotes de dengue en 15 jurisdicciones del país con un total de 41.207 casos confirmados o probables autóctonos (por nexo epidemiológico o laboratorio).

Circularon dos serotipos, pero en magnitud y extensión muy diferentes: más del 98% correspondió al serotipo DEN1; el serotipo DEN4 tuvo una circulación de baja intensidad, habiéndose identificado en Buenos Aires, Salta y Santa Fe.

El último caso con identificación de virus dengue por pruebas moleculares correspondió a la SE21 y el último caso notificado se registró en la SE25.

Se produjeron en ese período 10 casos fallecidos con diagnóstico de dengue.

Desde la SE26 (26 de junio a 2 de julio de 2016) no se registra circulación activa (brotes identificados en curso) de virus dengue u otros arbovirus.

No obstante, se identificó un caso confirmado de DEN1 en Posadas, Misiones en la SE34 y casos probables distribuidos en Chaco, Misiones, CABA, Salta, Corrientes y Buenos Aires.

Ninguno de ellos tiene antecedentes de viaje fuera del país. Los casos probables continúan en estudio.

Además, se registró un caso importado de DEN1 en la provincia de Buenos Aires.

En relación a los casos importados, se identificó 1 caso confirmado (Buenos Aires) y 3 probables (Buenos Aires, Córdoba y Chaco).

Zika:

En la semana epidemiológica 8 de 2016 se notificó el primer caso de transmisión local de virus Zika por vía sexual en Argentina en la provincia de Córdoba.

Posteriormente, entre las semanas 13 y 18 de 2016 tuvo lugar el primer brote de transmisión vectorial registrado en Argentina, en la provincia de Tucumán. En el mismo se confirmaron 25 casos.

Desde entonces y hasta el momento actual no se registraron nuevos casos autóctonos de la enfermedad, pero sí se identificaron en el país 10 casos confirmados y 3 probables importados.

En cuanto a la vigilancia de las complicaciones asociadas a la infección por virus del Zika, el 3 de noviembre de 2016 (SE44) el Laboratorio de Referencia Nacional de Dengue y

Otros arbovirus del INEVH “Julio Maiztegui” notificó el primer caso confirmado de síndrome congénito asociado a la infección por el virus del Zika en Argentina, correspondiente a un niño nacido en la provincia de Tucumán en la SE42 y cuyo caso había sido detectado y notificado ante la sospecha por la provincia de Tucumán.

Este caso está relacionado con el brote de Enfermedad por Virus Zika que tuvo lugar en la ciudad de San Miguel de Tucumán entre las semanas epidemiológicas 13 a 18 de 2016.

Por otra parte, se identificaron 9 embarazadas con resultados positivos para Zika (8 en Tucumán y 1 en Córdoba que adquirió la infección en otro país).

En 5 de estas embarazadas se pudo confirmar la infección y 4 han sido clasificados como casos probables.

Ya han nacido 6 niños hijos de madre positiva, uno de ellos corresponde al caso de síndrome congénito descripto más arriba y los otros cinco no presentaron alteraciones (4 de los cuales tienen PCR negativa y 1 pendiente de resultado).

No se han notificado, hasta el momento, casos confirmados de abortos, muerte fetal o SGB asociados a la infección por virus del Zika.

Se registraron 6 casos clasificados como Flavivirus probable, sin poder diferenciar a qué flavivirus correspondería la probable infección, en Buenos Aires, CABA, Entre Ríos, Chaco, Corrientes y Jujuy.

Fiebre Chikungunya:

Durante la primera mitad de 2016 se registraron brotes en Salta 329 casos y en Jujuy 9 casos.

El último caso confirmado autóctono correspondió a la semana 20. Desde entonces no se registraron nuevos casos autóctonos.

Entre los importados desde la SE26 se notificó 1 caso probable con residencia en la provincia de Buenos Aires.

En el marco de la reunión del Consejo Regional de Salud (CORESA) del Noreste y Noroeste argentinos, el Ministerio de Salud de la Nación entregó un subsidio para dengue de aproximadamente 89 millones de pesos, distribuidos entre las provincias de Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán.

contra-el-aedes-en-misiones

Por su parte, el director de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud de la cartera nacional, Jorge San Juan, aseguró que “para todas las provincias es un subsidio muy importante que va a ayudar en todas estas labores que tienen su precio, su valor, como los alquileres de camiones o de maquinaria y comprar repelentes. El recurso humano también es fundamental y a lo mejor las provincias o los municipios tienen, pero poco”.

El principal objetivo del subsidio, con rendición de cuentas, es reforzar las tareas de prevención a partir de la incorporación de más recursos humanos para trabajar en el territorio, materiales y acciones de difusión para evitar las enfermedades que transmite el mosquito Aedes aegypti, no sólo dengue sino también zika y chikungunya.

De la reunión con Lemus y su gabinete participaron además los ministros de Salud de Catamarca, Ramón Figueroa Castellanos; Jujuy, Mario Fiad; Salta, Roque Mascarello; Santiago del Estero, Luis Martínez; el subsecretario de Coordinación y Control, Edgar Crocci y la directora de Epidemiología y Medicina Tropical de la cartera sanitaria de Formosa, Alejandra Bondcheff; y la directora general de Epidemiología de la cartera sanitaria de Corrientes, Claudia Campias.

Por parte de la cartera sanitaria nacional también estuvieron presentes los secretarios de de Políticas, Regulación e Institutos, Eduardo Munin, y de Relaciones Nacionales e Internacionales, Rubén Nieto;  el jefe de Gabinete de Asesores, Enrique Rodríguez Chiantore; los subsecretarios de Relaciones Institucionales, Miguela Pico; de Coordinación Administrativa, Daniel Bosich; de Políticas, Regulación y Fiscalización, Kumiko Eiguchi; de Gestión y Servicios Asistenciales, Alejandro Ramos y de Atención Primaria de la Salud, Dora Vilar de Saráchaga.

Fuente:

Ministerio de Salud de la Nación.

Ministerio de Salud de Tucumán.

Telam.

 

 

 





Casos de Zika en EEUU

31 10 2016

Como era de esperar, después de las consecuencias causadas por el virus Zika en Centro y Sur América y con la llegada del verano al hemisferio norte, ahora ha llegado a los EEUU.zika-en-eeuu-28-9-2016

Esta es una actualización de la División de Enfermedades Arbovirales del CDC que incluye datos provisionales informados a ArboNET al 28 de septiembre del 2016.

En los 52 Estados de los EE. UU:

Casos informados de transmisión local a través de mosquitos: 59 ( Todos en Florida ).

Casos informados asociados con viajes: 3565

Casos informados de contagio en laboratorio: 1

Total: 3625

Por transmisión sexual: 30

Síndrome de Guillain-Barré: 12

En los Territorios de EE. UU, Samoa Americana, Puerto Rico, Islas Vírgenes:

Casos informados de contagio a nivel local: 21,988

Casos informados asociados con viajes: 81

Total: 22069*

Síndrome de Guillain-Barré: 39

*No se informan los casos de transmisión por vía sexual en los territorios de los EE. UU., debido a que con la transmisión local del virus del Zika no es posible determinar si la infección se produjo debido a una infección a través de los mosquitos o por vía sexual.

La cantidad de mujeres embarazadas con una prueba de laboratorio que indica posible infección por el virus del Zika son, en los Estados Unidos y el Distrito de Columbia 808 casos y en los Territorios estadounidenses 1490 casos.

Los resultados de embarazos con una prueba de laboratorio que indica posible infección por el virus del Zika en los Estados Unidos muestran que en los Estados Unidos y el Distrito de Columbia hay 21 bebés nacidos vivos con defectos congénitos, 5 pérdidas de embarazos con defectos congénitos. En los territorios de los EEUU hay 1 bebé nacido vivo con defectos congénitos y 1 pérdida de embarazo con defectos congénitos.

Consejos para personas que viven en el sur de Florida o viajan a esa región:

Directrices generales

Las mujeres embarazadas y sus parejas sexuales que estén preocupados acerca de la exposición potencial al virus del Zika, pueden considerar posponer los viajes innecesarios a cualquier área del Condado de Miami-Dade.zika-en-florida-28-9-2016

Condado de Miami-Dade, FL. En rojo se indican las áreas de transmisión activa donde los CDC recomiendan seguir las directrices para viajar y hacer pruebas a mujeres embarazadas, mujeres en edad reproductiva y sus parejas. Las áreas en amarillo indican los lugares donde los CDC recomiendan tener precauciones al viajar y donde se deben seguir estrictamente las precauciones para prevenir las picaduras de mosquitos.

Todas las mujeres embarazadas en los Estados Unidos deben ser evaluadas en cada consulta de cuidado prenatal para detectar cualquier posible exposición al virus del Zika así como signos o síntomas de esta enfermedad.

Las mujeres con zika deberían esperar como mínimo 8 semanas luego de la aparición de los síntomas antes de intentar quedar embarazadas.

Los hombres con zika deberían esperar como mínimo 6 meses después de la aparición de los síntomas antes de intentar embarazar a sus parejas.

Las mujeres embarazadas con una posible exposición al virus del Zika y que manifiestan signos o síntomas de la enfermedad por el virus del Zika deberían hacerse las pruebas correspondientes.

Los métodos efectivos de anticoncepción para prevenir el embarazo en las mujeres y sus parejas que quieren prevenir un embarazo o dejarlo para más adelante son una estrategia clave para la prevención del zika.

Directrices actualizadas para el área de Wynwood, Florida:

Las mujeres embarazadas y las parejas de las mujeres embarazadas que estén preocupados por la exposición potencial al virus del Zika pueden considerar posponer los viajes innecesarios a cualquier parte del Condado de Miami-Dade, incluida el área de Wynwood.

Las mujeres embarazadas y las parejas de las mujeres embarazadas que viajan al área o viven allí deben seguir estos pasos estrictamente para evitar las picaduras de mosquitos.

Hombres y mujeres que viven en el área o que viajan a ella, deben saber que este lugar se consideró como área de transmisión activa del virus del Zika desde el 15 de junio hasta el 18 de septiembre del 2016. Las mujeres embarazadas deben hablar con su médico u otro proveedor de atención médica acerca de someterse a las pruebas de detección de zika.

Las parejas de las mujeres embarazadas deben usar condones de manera consistente y correcta para prevenir la transmisión del zika durante el acto sexual, o deben abstenerse de tener relaciones sexuales durante el embarazo.

Las mujeres que viajaron al área entre el 15 de junio y el 18 de septiembre, sin importar si tuvieron síntomas, deben esperar como mínimo 8 semanas antes de intentar quedar embarazadas.

Los hombres que viajaron al área entre el 15 de junio y el 18 de septiembre, sin importar si tuvieron síntomas, deben esperar como mínimo 6 meses antes de intentar embarazar a sus parejas.

Directrices para el área de Miami Beach, Florida:

Las directrices a continuación se aplican a personas que viven en un área de 4,5 millas cuadradas de Miami Beach o que viajaron allí en algún momento después del 14 de julio del 2016. Este plazo está calculado según los síntomas tempranos que pueden aparecer y el período máximo de 2 semanas de incubación para el virus del Zika.

Las mujeres embarazadas no deberían viajar al área de Miami Beach.

Las mujeres embarazadas y las parejas de mujeres embarazadas que viajan al área o viven allí deberían seguir estos pasos estrictamente para evitar las picaduras de mosquitos.

Los hombres y mujeres que viven en esta área o que hayan estado allí y que tengan una pareja sexual embarazada, deberían usar condones para prevenir la infección cada vez que tengan relaciones sexuales o abstenerse de tener relaciones sexuales durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas que viven en esta área o viajan a menudo a este lugar deberían ser evaluadas en el primer y segundo trimestre del embarazo.

Las mujeres embarazadas que viajaron a esta área o han tenido relaciones sexuales sin protección con alguien que haya viajado a dicha área o viva allí deben consultar a su proveedor de atención médica y someterse a la prueba de detección del virus del Zika.

Los hombres y las mujeres que viven en esta área o viajan a menudo a este lugar deberían consultar con su proveedor de atención médica acerca de sus planes de buscar un embarazo.

Las mujeres y los hombres que están planeando concebir en un futuro cercano deben considerar evitar los viajes innecesarios a esta área.

Las mujeres que viajaron a esta área deben esperar como mínimo 8 semanas, sin importar si tuvieron síntomas, antes de intentar quedar embarazadas.

Los hombres que viajaron a esta área deben esperar como mínimo 6 meses, sin importar si tuvieron síntomas, antes de intentar embarazar a sus parejas.

Para hacer preguntas sobre el control de mosquitos en Florida:

Original Title: Aa_5120a.jpg

aedes

Los funcionarios de salud de Florida pueden responder preguntas específicas sobre el programa de control de mosquitos.

La fumigación aérea con productos que disminuyen rápidamente las poblaciones de mosquitos jóvenes y adultos puede ayudar a limitar la cantidad de mosquitos que propagan el virus del Zika.

Las aplicaciones aéreas reiteradas de insecticidas han reducido las poblaciones de mosquitos como parte de un programa de control de mosquitos integrado.

El virus del Zika se propaga principalmente entre las personas a través de la picadura de un mosquito infectado.

Muchas de las personas infectadas jamás presentan síntomas. Los síntomas (fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y enrojecimiento de los ojos) de las personas que contraen la enfermedad suelen ser leves y luego desaparecen por completo.

El zika puede causar graves defectos congénitos en bebés nacidos de mujeres que se infectaron con el virus del Zika durante el embarazo.

El zika también está vinculado al Síndrome de Guillain-Barré (SGB), un trastorno poco frecuente que puede ocasionar debilidad muscular y en algunos casos parálisis. La mayoría de las personas se recupera del SGB pero en algunos casos los daños son permanentes e incluso podría ocasionar la muerte.

El zika puede transmitirse por vía sexual de una persona que tiene el virus a su pareja, incluso si la persona infectada no presenta síntomas en ese momento.

Debido a que no existe una vacuna ni un tratamiento para la enfermedad por el virus del Zika, las personas que viven en áreas con zika o que viajan a dichas áreas deberían tomar medidas para prevenir la infección.

El CDC elaboró una lista de los países que pueden presentar riesgos a los viajeros por Zika:zika-map-world

África

incluye Actualmente:  Cabo Verde, Angola, Benin, Burkina Faso, Camerún, República Centroafricana, Costa de Marfil, Egipto, Etiopía, Gabón, Guinea-Bissau, Kenia, Liberia, Malí, Mozambique, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Tanzania, Togo, Uganda, Zambia.

América del Norte

incluye Actualmente: EEUU, México.

Asia

incluye Actualmente: Singapur, Brunei, Birmania (Myanmar), Camboya, Bangladesh, India, Pakistán, Indonesia, Laos, Malasia, Maldivas, Filipinas, Tailandia, Timor-Leste (Timor Oriental), Vietnam.

El Caribe

incluye Actualmente: Anguilla, Antigua y Barbuda, Aruba, Bahamas, Barbados, Bonaire, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Cuba, Curazao, Dominica, República Dominicana, Granada, Guadalupe, Haití, Jamaica, Martinica, Saba, San Bartolomé, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Martín, San Vicente y las granadinas, San Eustaquio, Sint Maarten, Trinidad y Tobago, Turks y Caicos, Islas Vírgenes de los EE.UU.

América Central

incluye Actualmente: Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá.

Las Islas del Pacífico

incluye Actualmente: Samoa Americana, Fiji, Islas Marshall, Micronesia, Nueva Caledonia, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Tonga, Isla de Pascua, Vanuatu.

América del Sur

incluye Actualmente: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Venezuela.

Para detener la propagación de Zika y prevenir otros brotes de enfermedades infecciosas, USAID lanzó la lucha contra el Zika y amenazas futuras: “Un Gran Desafío para el Desarrollo”.

El Desafío de $ 30 millones exhortó a la comunidad innovadora global para generar vanguardia para combatir el brote actual de Zika y para ayudar a fortalecer la capacidad del mundo para prevenir, detectar y responder a los futuros brotes de enfermedades infecciosas.

En tan sólo nueve semanas USAID recibió cerca de 900 presentaciones de todo el mundo en respuesta al desafío.

Después de un riguroso proceso de revisión, 21 potenciales soluciones que abarcan el control de vectores, la protección del personal y del hogar, vectores y vigilancia de la enfermedad, el diagnóstico y participación de la comunidad fueron seleccionados para la financiación, para el desarrollo acelerado, prueba y despliegue.

Vector Control Monash University Scaled deployment of Wolbachia-infected mosquitoes to block disease transmission
Michigan State University Wolbachia-infected mosquitoes to suppress population and block disease
Trustees of Indiana University Natural yeast-based larvicide
Johns Hopkins University Chromobacterium: an environmentally friendly biopesticide
Personal/Household Protection Barcelona Institute For Global Health Electric force field to repulse mosquitoes
Ifakara Research Institute Low-cost treated Sandals to prevent bites
Liverpool School of Tropical Medicine Low-tech treated fabric for outdoor use
QIMR Berghofer Medical Research Inst. Low-cost treated wall hangings for indoor use
Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health Human scent mimic mosquito trap
Vector Surveillance Stanford University MosquitoFreq: Crowdsourced detection of Mosquitoes species using simple Flip Phones
University of Queensland Near infrared spectroscopy to detect transmission hotspots
Stanford University VectorChip: Design and testing for pathogen identification tools in wild mosquito populations
Sao Paolo University Intelligent trap to enhance Zika surveillance
Johns Hopkins University VectorWEB: Low-cost network of cloud connected ovitraps
Community Engagement Institute for Global Environmental Studies Mosquito Challenge Community Campaign: Kid citizen science to combat Zika
Johns Hopkins Center for Communications Programs Rapid Habit Optimization Tool (R-SHOT)
Disease Surveillance Premise Data Citizen-led disease risk mapping and vector monitoring
Diagnostics J. Craig Venter Institute Rapid identification of peptides to speed development of Zika diagnostics
Abbott’s Ibis Biosciences business Rapid, handheld point of care diagnostic for ZIKV, DENV, CHKV
BluSense Diagnostics Viro-Track: Rapid point of care diagnostic for ZIKV, DENV, CHKV using blue ray technology
SystemOne Aspect™ IoT software to prevent future outbreaks

Fuente:

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas (NCEZID)

División de Enfermedades Transmitidas por Vectores (DVBD)

United States Agency for International Development ( USAID )

 

 

 





Plaza Sésamo y OPS educan a las familias sobre el Zika

28 06 2016

Los personajes de Plaza Sésamo Elmo y Raya están dando a conocer información importante sobre el zika y llamando la atención sobre la manera de reducir la propagación de virus que transmite el mosquito, y que hasta el momento se ha reportado en 33 países y territorios de las Américas.

En dos mensajes de servicio público, los amigos de Plaza Sésamo comparten consejos para evitar las picaduras de mosquitos con las familias de América Latina y el Caribe, como parte de un esfuerzo conjunto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que es la oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud.

Ver los videos e información en http://www.propark.com.ar/2016/04/plaza-sesamo-y-ops-educan-las-familias.html

El primer mensaje de Elmo y Raya apunta a detener la propagación del virus desde el comienzo. Los personajes enseñan a los niños cómo eliminar los criaderos de mosquitos al no permitir que el agua estancada se acumule, vaciando y cubriendo recipientes de agua y cubriendo los contenedores de basura.

En el segundo anuncio de servicio público, Elmo y Raya enseñan a los niños cómo evitar las picaduras usando camisas mangas largas y pantalones, repelente, y manteniendo puertas y ventanas con mosquiteros o mallas para que los mosquitos no se metan en la casa. “Si el mosquito no te pica, adiós zika”, dicen los amigos.

Los dos mensajes de servicio público de 30 segundos estarán disponibles en español e inglés, así como en portugués para el público de Brasil.

“Estamos encantados de colaborar de nuevo con “Sesame Workshop” en este importante acercamiento a quienes viven en la región, como parte de nuestra campaña para educar al público sobre la prevención del zika,” dijo Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS/OMS.

“La herramienta más importante para combatir el zika y, al mismo tiempo, el dengue y el chikungunya, es el control de los mosquitos Aedes aegypti que transmiten estas enfermedades. Como estos mosquitos viven en y alrededor de las casas, esto tomará un esfuerzo concertado con la participación de la comunidad para reducir el número de mosquitos en las Américas. También estamos buscando urgentemente mejorar los métodos de control que incluyen insecticidas y otras tecnologías “, agregó Espinal.

Plaza Sésamo siempre ha estado comprometido a producir programas educativos que tienen impacto directo en comunidades especialmente vulnerables,” dijo Lewis Kofsky, Vicepresidente para América Latina, International Media Business, “Sesame Workshop”.

“Del mismo modo que traemos lecciones sobre ABC y 123 para mantener la mente del niño sano, también creamos mensajes que mantienen sus cuerpos y logran el bienestar emocional saludable. Estamos orgullosos de trabajar con la OPS en ofrecer este nuevo contenido para ayudar a generar conciencia sobre Zika”.

“Sesame Workshop”, la organización educativa sin fines de lucro que produce Plaza Sésamo y otros programas educativos, ganó el premio “Campeón de la Salud” de la OPS en 2009, por su promoción y participación en la Semana de Vacunación en las Américas. Plaza Sésamo se puede ver en toda América Latina.

“Sesame Workshop” es la organización sin fines de lucro que produce Plaza Sésamo, el programa de televisión pionero que ha estado ayudando a los niños a crecer más inteligentes, más fuertes y más amables desde 1969.

Hoy en día “Sesame Workshop” es una fuerza educativa global para el cambio, con la misión de llegar a los niños más vulnerables del mundo. Es activa en más de 150 países, sirviendo a los niños a través de una amplia gama de medios de comunicación y programas de impacto social, todos basados en la investigación rigurosa y adaptada a las necesidades individuales y las culturas de las comunidades que sirven.

Actualización de la OPS sobre el Zika

Desde la detección del virus del Zika en Brasil en 2015 hasta la fecha, 33 países/territorios de las Américas confirmaron casos autóctonos (transmisión vectorial) de infección por virus del Zika (Figura 1). No hay nuevos países o territorios que hayan confirmado la transmisión vectorial en las dos semanas anteriores.

Figura 1. Países y territorios con casos autóctonos (transmisión vectorial), confirmados de infección por virus del Zika 2015-2016 (actualizado al 29 de marzo de 2016).

Transmisión sexual del virus del Zika 

Si bien el modo principal de la transmisión de virus del Zika es vectorial, durante la epidemia en curso en las Américas, el sistema de vigilancia de los países sin circulación autóctona o sin presencia del mosquito vector ha detectado casos de enfermedad por virus del Zika transmitidos por vía sexual. En los ocho casos descritos a continuación, la transmisión se produjo en las parejas que habían tenido contacto sexual con hombres con antecedentes de viaje a países con circulación del virus del Zika y todos ellos presentaron síntomas de la enfermedad por el virus del Zika, poco antes o en el momento del contacto sexual. En la Región de las Américas, se reportaron casos de transmisión sexual del virus Zika en Argentina, Chile y los Estados Unidos de América.

Argentina

El 29 de febrero, Argentina notificó el primer caso de transmisión sexual en una mujer de Córdoba que no había viajado fuera del país, y que tuvo contacto sexual con una pareja que viajó a Colombia. La pareja había presentado síntomas del virus Zika y la infección fue confirmada por laboratorio por la técnica de MAC-ELISA. Hasta la fecha,  no se ha detectado transmisión vectorial autóctona del virus del Zika en Argentina.

Chile 

El 26 de marzo, el Ministerio de Salud de Chile informó que el laboratorio de la Universidad Católica de Chile, confirmó el primer caso de transmisión sexual del virus del Zika en Chile continental, donde no se ha detectado presencia del vector ni transmisión vectorial autóctona del virus del Zika. La pareja masculina, que estaba sintomática en el momento del contacto sexual sin protección, se cree que se había infectado con el virus del Zika durante su viaje a Haití, poco antes del inicio de los síntomas.

Estados Unidos de América 

Entre febrero y marzo de 2016 en los Estados Unidos se registraron 6 casos confirmados de enfermedad por virus del Zika transmitidos sexualmente. En todos los casos en los que se documentó el tipo de contacto sexual, el mismo fue sin protección y se produjo cuando la pareja masculina fue sintomática o poco después de la finalización de los síntomas. La edad media de los casos fue de 22,5 años con un rango de 19 a 55 años. En tres casos en lo que la información estaba disponible, la transmisión se produjo en las mujeres que habían tenido contacto con sus parejas masculinas que presentaban síntomas de enfermedad por virus del Zika después de viajar a áreas con transmisión del Zika. Las parejas desarrollaron posteriormente síntomas de enfermedad por el virus del Zika, en un rango entre10 a 14 días después del contacto sexual.

Detección del virus del Zika en semen

Se han documentado por lo menos tres casos s en los que se aisló el virus del Zika a partir de muestras de semen colectadas al menos dos semanas después de la aparición de la enfermedad, cuando el virus del Zika era indetectable en muestra de sangre por la técnica de RT- PCR. En un caso, se tomaron muestras de suero, orina y semen a un hombre de 68 años de edad que presentó síntomas del virus del Zika después de un viaje a las Islas Cook. Ver informe completo. A los 27 y 62 días después del inicio de la enfermedad, sólo el semen era positivo para el virus del Zika a través de la técnica de PCR en tiempo real. No se colectaron muestras seriadas de semen para estos casos y se desconoce la duración de la persistencia del virus Zika en el semen.

Zika virus en gestantes 

Dieciocho países y territorios de las Américas notificaron casos de enfermedad por virus del Zika en gestantes: Barbados, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guayana Francesa, Guadalupe, Guatemala, Martinica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico y San Martín. A continuación, se presentan datos de la vigilancia en mujeres gestantes en Colombia, Honduras y Puerto Rico.

En Colombia, desde el inicio del brote hasta la semana epidemiológica (SE) 11 de 2016, se registraron 10.812 mujeres embarazadas con sospecha o confirmación de infección por el virus del Zika. De éstas, 997 fueron clasificadas como casos confirmados por laboratorio y las restantes 9.815 habían presentado síntomas de la enfermedad por el virus del Zika sin confirmación de laboratorio.

En Honduras, se han registrado 68 mujeres embarazadas infectadas por el virus del Zika, de las cuales 41 presentaron síntomas de enfermedad por el virus del Zika durante el primer y segundo trimestre del embarazo.

En Puerto Rico, 40 mujeres embarazadas han sido confirmadas por laboratorio con infección por el virus del Zika; de las cuales 27 presentaron síntomas y 13 eran asintomáticas.

Aumento de microcefalia congénita y otras alteraciones del sistema nervioso central

Microcefalia congénita en Brasil   

De acuerdo a lo publicado por el Ministerio de Salud de Brasil, desde el 22 de octubre de 2015 y hasta el 26 de marzo de 2016, se notificaron a nivel nacional 6.776 casos sospechosos de microcefalia u otra malformación del sistema nervioso central en los recién nacidos. De éstos, 2.485 casos (37%) fueron investigados, de los cuales 944 fueron confirmados como microcefalia y/u otras malformaciones del sistema nervioso central (SNC) y / o con evidencia sugerente de infección congénita. Del total de casos notificados, 1.541 fueron descartados y 4.291 continúan bajo investigación.

Los casos confirmados de microcefalia, han sido identificados en 21 de las 27 Unidades Federativas; sin embargo, 95% (895) de los casos confirmados y 76% (3.276) de los casos sospechosos fueron notificados en la región Noreste (Figura 2).

Fuente: Ministerio de Salud de Brasil.

Hasta la SE 12 de 2016, se registraron 208 defunciones (incluyendo abortos involuntarios o muertes fetales) entre los casos de microcefalia y / o malformación del sistema nervioso central, de los cuales 47 han sido confirmados como sugerente de infección congénita.

Un estudio realizado en el estado de Pernambuco, Brasil, sobre la caracterización clínica de 104 niños nacidos en el año 2015 con microcefalia, fue publicado esta semana. Los investigadores entrevistaron a 159 madres (59 de forma retrospectiva) para indagar sobre el antecedente de exantema durante el embarazo. Se identificaron 70 recién nacidos con microcefalia severa, definido en el estudio como perímetro cefálico 30 cms. Las pruebas de imagen realizadas en 58 lactantes detectaron anormalidades radiológicas, incluyendo calcificaciones principalmente en la unión cortical/subcortical (93%), evidencia de malformaciones del desarrollo cortical incluyendo la lisencefalia (69%) y la dilatación ventricular (66%). Al momento del estudio, no se disponía de pruebas de laboratorio para la detección de la infección por virus del Zika y la prueba para detectar agentes del TORCH, se realizó sólo en algunos casos. El estudio indica la ocurrencia de un brote severo con el mayor número de casos en octubre de 2015. Estos resultados brindan información no sólo sobre la microcefalia congénita severa sino también sobre otras anomalías congénitas severas.

Al igual que lo informado en la última actualización Epidemiológica del 24 de marzo de 2016, los tres arbovirus que circulan en Pernambuco (chikungunya, dengue y Zika) y los casos notificados de microcefalia siguen una tendencia a la baja en la SE 11, tal como se indica en la figura 3. Entre la SE 47 de 2015 y la SE 11 de 2016, se notificó un mayor número de casos de chikungunya en comparación con el mismo periodo de 2015. Además, entre la SE 1 y SE 11 de 2016 se registraron 40.462 casos de dengue, cifra que es casi el doble de la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Entre la SE 5 y 11 de 2016, en el estado de Pernambuco, se registró un promedio de 39 casos semanales de microcefalia; es decir, 10 casos menos que el promedio semanal de la semana anterior.

Figura 3. Casos notificados de virus chikungunya, dengue, Zika, y microcefalia en el estado de Pernambuco, Brasil, por semana epidemiológica, 2015-2016

Fuente: Secretaria de Salud del estado de Pernambuco, Brasil

Colombia 

El 30 de marzo, Colombia informó 50 nacidos vivos con sospecha de microcefalia detectados entre el 4 de enero de 2016 y el 20 marzo de 2016. Esta cifra representa un aumento en comparación con la media histórica anual esperada (140 casos por año). De los 50 casos registrados, 16 fueron descartados. De los 34 casos restantes, dos fueron descartados por no cumplir con los criterios nacionales para la asociación de microcefalia con infección por el virus del Zika. Los casos restantes (32) están bajo investigación, con el fin de establecer la asociación con la infección por virus Zika. Hasta el momento, en 8 de estos 32 casos de microcefalia se detectó la infección por el virus del Zika a través de la técnica de PCR en tiempo real. La investigación está en curso y se espera más información.

Martinica 

El 21 de diciembre, Martinica confirmó la transmisión vectorial autóctona del virus Zika, siendo la primera isla en el Caribe que detectó dicha transmisión. El 24 de marzo, el Ministerio de Salud de Francia, confirmó el primer caso de microcefalia relacionado con el virus del Zika en Martinica. El diagnóstico de la microcefalia se realizó mediante ecografía a las 22 semanas de gestación. La infección por el virus del Zika se detectó a través del análisis de muestras de sangre y fluido amniótico fetal mediante la técnica de PCR. En la madre, la serología en muestras de sangre fue positivo para el virus del Zika en enero y febrero.

Síndrome de Guillain-Barré (SGB) y otras manifestaciones neurológicas                                

Hasta la fecha, 8 países y territorios de la Región han reportado un aumento de SGB (Brasil, Colombia, El Salvador, Honduras, Martinica, la República Dominicana, Suriname y Venezuela) con al menos un caso de SGB en el que se confirmó por laboratorio la infección por el virus del Zika (Tabla 1).

Tabla 1. Países y territorios de las Américas con casos de Síndrome de Guillain-Barré (SGB) en el contexto de circulación del virus del Zika (actualizado al 30 de marzo de 2016).

Adicionalmente, en la Región se han detectado otros síndromes neurológicos asociados al virus del Zika. Guadalupe ha notificado un caso de mielitis en el que se detectó la infección por virus del Zika en líquido cefalorraquídeo (LCR) y Martinica notificó 3 casos de síndromes neurológicos severos entre los casos confirmados de virus del Zika.

Aumento de SGB y otras manifestaciones neurológicas en Colombia 

Desde el inicio de la vigilancia intensificada del síndrome neurológico en diciembre de 2015 hasta la SE 10 de 2016, Colombia detectó 381 casos de síndrome neurológico con historia previa de infección por virus del Zika, incluyendo 258 casos de SGB y otras condiciones neurológicas similares, como la polineuropatía ascendente. En 7% (18) de los casos de SGB y en 6% (24 casos) del total de síndromes neurológicos se realizó la prueba para determinar la infección por el virus del Zika.

El mayor número de casos de síndrome neurológico se informó en la región del Caribe (Antioquia, Atlántico, Barranquilla, Cordoba y Sucre), donde se detectaron los primeros brotes por el virus del Zika en el país, Figura 4. El Norte de Santander está registrando el mayor número de casos de SGB (77 casos) y el mayor número de casos de enfermedad por virus del Zika.  Valle y Huila registran el segundo y tercer número más alto de casos de virus Zika, respectivamente; así como también un alto número de casos de SGB. La distribución geográfica de los casos de síndrome neurológico por entidad territorial demuestra una asociación espacial entre SGB y virus Zika.

Figura 4. Entidades territoriales con casos notificados de enfermedad por virus del Zika y síndrome neurológico, Colombia, diciembre 2015 hasta el 19 de marzo de 2016.

Además, se observó que el aumento de los casos de SGB detectados en el país corresponde a la curva epidemiológica de los casos sospechosos de casos de enfermedad por el virus del Zika (Figura 5). La figura 5 indica una asociación temporal entre los casos de SGB y casos de enfermedad por el virus del Zika detectados en Colombia.

Fuente: Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia

Aumento de SGB en República Dominicana 

Antes de la introducción del virus del Zika en la Región de las Américas, la República Dominicana registró brotes de dengue y chikungunya. Los primeros casos de chikungunya se registraron en marzo de 2014. Después de una disminución del número de casos de dengue notificados en ese país a principios de 2015, se observó un aumento en el segundo semestre de 2015 en octubre. Al comparar la dinámica de dengue, chikungunya y Zika con la incidencia de casos de SGB, que alcanzó su punto máximo en febrero de 2016, se observa una correlación temporal entre los casos de SGB y de enfermedad por el virus del Zika, tal como se ha observado en Colombia y en El Salvador.

Fuente: Ministerio de Salud de la República Dominicana

Aumento de SGB en Honduras 

En 2015, Honduras registró un brote de dengue y chikungunya con un aumento de ambas enfermedades en julio. Hacia finales de 2015 la epicurva de dengue y chikungunya muestran una tendencia a la baja, con un ligero aumento a partir de diciembre coincidiendo con la detección de los primeros casos autóctonos de enfermedad por el virus del Zika en el país. Al igual que en la República Dominicana, se observa una correlación temporal entre el aumento de los casos de enfermedad por el virus del Zika  y la mayor incidencia de casos de SGB en enero y febrero de 2016.

Fuente: Ministerio de Salud de Honduras

SGB y otros síndromes neurológicos en Martinica

Entre los territorios franceses en las Américas, que incluyen la Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, San Bartolomé y San Martín y Martinica), este último territorio informa el mayor número de casos sospechosos de enfermedad por el virus del Zika con un total de 14.320. Cuando se compara con otras colectividades francesas de América, Martinica también notifica el mayor número de casos de SGB incluyendo 5 casos de SGB con infección confirmada para el virus del Zika y cuatro casos adicionales de SGB en los que los resultados de laboratorio están pendientes. No se dispone de datos históricos que permitan calcular la línea de base prevista para el número de casos de SGB para Martinica y por lo tanto no se ha definido el umbral esperado. Sin embargo, se ha observado un aumento en el número de casos de SGB en comparación con lo registrado en las semanas anteriores. Por otra parte, se identificaron tres síndromes neurológicos graves entre los casos confirmados de infección por el virus del Zika.

Nuevos hallazgos 

Infección por el virus del Zika – Viremia materna prolongada y anomalías cerebrales fetales 

La revista New England Journal of Medicine publicó un informe sobre una mujer embarazada de 33 años de edad que desarrolló síntomas de enfermedad por virus del Zika en la 11ava semana gestacional al regreso de su viaje por México, Guatemala y Belice (a finales de noviembre de 2015). La muestra analizada demostró presencia de IgG e IgM anti-zika virus. Las recomendaciones actuales con relación a la toma de muestra para el diagnóstico de laboratorio de infección por el virus del Zika indican que la viremia del virus del Zika tiene una duración de menos de una semana después de la aparición de la infección. Sin embargo, en este caso en particular se detectó el ARN del virus Zika en el suero de la mujer embarazada a las 4 semanas y 10 semanas después del inicio de síntomas, pero no en el momento del parto. La paciente eligió la interrupción del embarazo a las 21 semanas de gestación. Al estudiar las cargas virales fetal y materna, mediante la técnica de PCR en tiempo real cuantitativa, la más alta carga viral del Zika se detectó en el cerebro fetal, con cargas virales sustanciales en la placenta, las membranas fetales y el cordón umbilical. Menores cantidades de ARN del virus del Zika se encontraron en el músculo fetal, hígado, pulmón y bazo, así como en el líquido amniótico. Los investigadores sospechan que la viremia persistente del virus del Zika descrito en la madre, fue una consecuencia de la replicación viral en el feto o la placenta que tenía una alta carga viral. No se detectaron otros agentes TORCH en el líquido amniótico. El estudio también presentó resultados de los estudios histopatológicos postmortem realizados, los cuales indicaron la pérdida de neuronas intermedia posmigratoria diferenciadas a través del mecanismo de apoptosis. Sin embargo, se observó la preservación de las neuronas diferenciadas en los ganglios basales, la región límbica, y la médula espinal dorsal.





Microcefalias y Virus Zika

18 12 2015

Ante Mosquito dengue grande 2el incremento de anomalías congénitas, síndrome de Guillain Barre y otras manifestaciones autoinmunes en zonas donde circula el virus Zika, y su posible relación con este virus, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud recomiendan a sus Estados Miembros que establezcan y mantengan la capacidad para detectar y confirmar casos de infección por virus Zika, preparen a los servicios de salud ante una eventual demanda adicional en todos los niveles de atención sanitaria y una demanda más alta de servicios especializados para la atención de síndromes neurológicos, así como también que fortalezcan las actividades de consulta y control prenatal. Se los insta además a que continúen con los esfuerzos para reducir la presencia del mosquito transmisor a través de una efectiva estrategia de control del vector y de comunicación pública.

En octubre de 20Microcefalia15, el Centro Nacional de Enlace de Brasil notificó la detección de un incremento inusual de recién nacidos
con microcefalias, un trastorno neurológico en la que la circunferencia occipitofrontal es menor de acuerdo a lo que corresponde a la edad, raza y sexo, dificultades en la alimentación, llanto en tono agudo, convulsiones, espasticidad de brazos y piernas, retrasos en el desarrollo y discapacidad intelectual, en servicios de salud públicos y privados del estado de Pernambuco, noreste de Brasil.

Hasta el 30 de noviembre de 2015, se registraron 1.248 casos (99,7/100.000 nacidos vivos) de microcefalia, incluido 7 fallecidos, en 14 estados, los cuales están bajo investigación. En 2000, la prevalencia de la microcefalia al nacer en Brasil fue de 5,5 casos/100.000 nacidos vivos y en 2010 de 5,7 casos/100.000 nacidos vivos. Estos datos demuestran un incremento de 20 veces la tasa observada en años anteriores. Los datos son obtenidos a partir del Sistema de Información de nacidos Vivos, Sinac, que capta informaciones epidemiológicas relacionadas a la gestación, nacimiento y malformaciones congénitas, además de las características sociodemográficas de la madre.

Virus Zika y Microcefalias

El 17 de noviembre de 2015 el laboratorio de Flavivirus del Instituto Osvaldo Cruz confirmó la presencia de genoma de virus Zika, a través de la técnica RT-PCR, en fluido amniótico de dos embarazadas de Paraíba, cuyos fetos presentaban microcefalia de acuerdo a la ultrasonografía que se les había realizado.

El 24 de noviembre de 2015, las autoridades de salud de la Polinesia Francesa informaron sobre un incremento inusual de casos de anomalías del sistema nerviosos central en fetos y recién nacidos, registrado durante 2014-2015, coincidente con el brote de virus Zika en las islas. De las 17 anomalías registradas, 12 fueron anomalías fetales cerebrales o síndromes polimalformativos, incluyendo lesiones cerebrales, y 5 neonatos presentaron disfunción del tronco cerebral y ausencia del reflejo de deglución. Ninguna de las mujeres embarazadas refirió clínica de infección por virus Zika, sin embargo, cuatro de ellas presentaron IgG positiva para flavivirus lo que sugiere una posible infección asintomática. Otras investigaciones serológicas están en curso. Sobre la base de la correlación temporal de estos casos con la epidemia por virus Zika en las islas, las autoridades sanitarias de la Polinesia Francesa manejan la hipótesis de que la infección por virus Zika puede estar asociada con estas anomalías si las madres fueron infectadas durante el primer o segundo trimestre del embarazo.

El 28 de noviembre de 2015 el Ministerio de Salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de microcefalia en el nordeste del país y la infección por virus Zika tras la detección de genoma del virus en muestras de sangre y tejido de un recién nascido del estado de Pará que presentó microcefalia y otras malformaciones congénitas y que falleció a los 5 minutos de nacer.

La confirmación de la presencia del genoma de virus fue realizada por el Instituto Evandro Chagas de Belem, Pará, laboratorio nacional de referencia para arbovirosis.

De acuerdo al análisis preliminar de la investigación realizada por las autoridades de Brasil probablemente el mayor riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones está asociado con la infección en el primer trimestre del embarazo.

Hasta el 28 de noviembre de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil notificó tres defunciones asociadas a la infección por virus Zika, que corresponden a dos adultos y un recién nacido.

El primer caso fatal es un adulto, masculino sin trastorno neurológico con diagnóstico de Lupus eritematoso, historia de uso crónico de corticoides, artritis reumatoide y alcoholismo. Ingresó con sospecha de dengue, sin embargo, el diagnóstico final de laboratorio fue infección por virus Zika por la técnica RTp-PCR. Se detectó el genoma del virus Zika en muestra de sangre, cerebro, hígado, bazo y en un pool de vísceras (riñón, pulmón y corazón). Adicionalmente se realizó una secuenciación parcial del virus identificándose virus Zika.

El segundo caso fatal es del sexo femenino, 16 años de edad, del municipio de Benevides, en el estado de Pará. No presentó trastorno neurológico, ingreso al servicio hospitalario con sospecha de dengue. Inició síntomas el 29 de septiembre de 2015 (cefalea, náuseas y petequias) y falleció a finales del mes de octubre. Se confirmó infección por virus Zika a través de la técnica RTp-PCR.

El tercer caso fatal es el recién nacido cuya información se compartió en el apartado anterior.

Hasta el 1 de diciembre de 2015 son 9 los Estados Miembros que han confirmado circulación autóctona de virus Zika: Brasil, Chile (en la Isla de Pascua) Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Suriname y Venezuela.

La primera circulación autóctona de virus Zika (ZIKV) en las Américas fue confirmada en febrero de 2014 en Isla de Pascua, Chile. La presencia del virus se detectó hasta junio de ese mismo año en esa área.

En mayo de 2015, se confirmaron los primeros casos de transmisión autóctona en Brasil.

Hasta el 1 de diciembre de 2015 un total de 18 estados confirmaron circulación autóctona del virus: Región Norte (Amazonas, Pará, Rondônia, Roraima y Tocantins), Región Nordeste (Alagoas, Bahía, Ceará, Maranhão, Paraíba, Pernambuco, Piauí y Rio Grande do Norte), Región Sudeste (Espírito Santo, Rio de Janeiro y São Paulo), Centro-Oeste (Mato Grosso) y Región Sur (Paraná).

En octubre de 2015 las autoridades de salud de Colombia notificaron la detección del primer caso autóctono de infección por virus Zika en el estado de Bolívar. Hasta la fecha, 26 de las 36 entidades territoriales confirmaron circulación autóctona del virus.

Adicionalmente, en noviembre de 2015, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Suriname y Venezuela confirmaron casos de transmisión autóctona.

La vigilancia de infección por virus Zika debe desarrollarse a partir de la vigilancia ya existente para el dengue y el chikungunya, teniendo en cuenta las diferencias en la presentación clínica.

Según corresponda a la situación epidemiológica del país, la vigilancia debe estar orientada a: detectar la introducción del virus Zika en un área, monitorear la dispersión de la infección por virus Zika una vez introducida, y vigilar la aparición de complicaciones neurológicas y autoinmunes tanto en adultos como en niños.

En aquellos países sin casos autóctonos de infección por virus Zika se recomienda: Fortalecer la vigilancia basada en eventos para detectar los primeros casos. En base a la experiencia de Brasil y Colombia, deberán estar atentos a la aparición de conglomerados de enfermedad febril exantemática de causa desconocida (en la que se ha descartado infección por dengue, chikungunya, sarampión, rubeola, parvovirus B19), y realizar pruebas de laboratorio para la detección de virus Zika.

Se debe tener en cuenta la posible reactividad cruzada con el dengue en las pruebas serológicas, en particular si ha habido infección previa por dengue. La detección temprana permitirá la identificación de las cepas virales circulantes, la caracterización adecuada del brote y la implementación de una respuesta proporcionada.

En aquellos países con casos autóctonos de infección por virus Zika, se recomienda: Vigilar la tendencia temporal y la diseminación geográfica del virus para detectar su introducción en nuevas áreas del país, Monitorear la aparición de complicaciones neurológicas y autoinmunes en recién nacidos, niños y adultos; así como su posible impacto en la salud pública, Identificar factores de riesgo asociados con la infección por virus Zika, y cuando exista la capacidad, identificar los linajes del virus Zika circulantes.

No hay vacuna ni tratamiento específico para la fiebre por virus Zika. Por esa razón, el tratamiento se dirige al alivio de los síntomas.

El tratamiento sintomático y de soporte incluye reposo y el uso de acetaminofén o paracetamol para aliviar la fiebre. También se pueden administrar antihistamínicos para controlar el prurito asociado habitualmente a la erupción maculopapular.

No se aconseja el uso de aspirina debido al riesgo de sangrado y el riesgo de desarrollar síndrome de Reye en niños menores de 12 años de edad. Tampoco se aconseja el uso de otros antiinflamatorios no esteroideos, por si la causa del cuadro clínico fuera dengue o chikungunya; patologías en las que está contraindicados en sus fases agudas.

Se debe aconsejar a los pacientes ingerir abundantes cantidades de líquidos para reponer la depleción por sudoración, vómitos y otras pérdidas insensibles.

Un control efectivo y operativo del vector transmisor de dengue y chikungunya, brinda las bases técnicas y operacionales para una preparación adecuada frente al virus Zika, debido a que estos virus pueden ser transmitidos por el mismo mosquito, el Aedes.

Dada la alta infestación por Aedes aegypti y la presencia del Aedes albopictus en la Región, se recomienda que las medidas de prevención y control sean orientadas a reducir la densidad del vector, con la aceptación y colaboración de la población local en la adopción de dichas medidas.

Fortalecer las acciones de ordenamiento ambiental, principalmente la eliminación de criaderos del vector en cada domicilio y en áreas comunes de los barrios y ciudades (parques, escuelas, cementerios, etc.).

Organizar campañas de saneamiento intensivo para la eliminación de criaderos en zonas específicas donde se haya interrumpido la recolección regular de basura.

Aplicar medidas para el control de criaderos con la utilización de métodos físicos, biológicos y químicos, en las que participen activamente la familia y la comunidad.

Determinar las zonas de alto riesgo de transmisión y dar prioridad a aquellas donde existan concentraciones de personas (escuelas, terminales de transporte, hospitales, centros de salud, etc.). En esas instalaciones deberá eliminarse la presencia del mosquito en un radio de al menos 400 metros a la redonda.

En zonas donde se detecte transmisión activa o casos importados de dengue, chikungunya o virus Zika, se sugiere utilizar tratamiento adulticida a través de fumigación, para eliminar los mosquitos adultos infectados y cortar la transmisión.

Esta es una medida de carácter excepcional y solo es eficaz cuando la aplica personal debidamente capacitado y de acuerdo con las orientaciones técnicas internacionalmente aceptadas. Este trabajo se llevará a cabo con otras medidas, como las descritas anteriormente.

La fumigación es la principal intervención para interrumpir la transmisión y permite ganar tiempo para consolidar las actividades de eliminación de criaderos de larvas del vector.

Es importante reducir al mínimo el contacto del vector. Se recomienda el uso de repelentes que contienen DEET, IR3535 o Icaridina los cuales se pueden aplicar a la piel expuesta o la ropa de vestir y debe usarse de conformidad estricta con las instrucciones de la etiqueta del producto.

Zika: Otra Enfermedad Transmitida por Mosquitos

 

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, PAHO.