Alarma por Aparición de Alacranes

21 02 2017

Fumigaciones PROPARK
escop1

En los últimos días aparecieron en los medios casos de p
icaduras o invasión de ambientes de Alacranes (o escorpiones) que, lógicamente, causaron alarma en todo Buenos Aires.

Un niño de 5 años se recupera favorablemente en la sala de terapia intensiva del Sanatorio Güemes, luego de haber sufrido la picadura de un alacrán en el cuello mientras dormía en su casa del barrio porteño de Palermo, durante la madrugada del 7 de enero pasado.

Logró recuperarse de cuatro paros cardíacos que sufrió como consecuencia del veneno del insecto. A las 5 de la mañana el nene se despertó llorando y empezó a retorcerse en la cama.

Al llegar al sanatorio, el pequeño tenía náuseas e intoxicación por lo que fue internado directamente para atenderlo con urgencia.

No es la primera vez que a Tobías le ocurre esto. Hace tres años también sufrió una picadura por la que estuvo en “observación” en el mismo sanatorio, mientras su esposa fue picada hace dos o tres meses.

Operarios del Subte D han encontrado a uno de estos insectos caminando por los azulejos de los vestuarios de la estación 9 de Julio y otro en el andén de la estación Bulnes.

Los subtes son ambientes ideales para el desarrollo de los alacranes: temperatura constante, oscuridad, y, por sobre todo, un abundante menú de cucarachas, su principal fuente de alimento.

Los trabajadores del subterráneo afirman que los vagones se fumigan una vez al mes, aunque, evidentemente no se hace lo mismo con los túneles.

En un edificio ubicado en Avenida del Libertador y Montevideo, pleno barrio de Recoleta, los propietarios, se vieron invadidos por alacranes saliendo de las rejillas o sumideros.

En los próximos días, seguramente, se seguirán conociendo nuevos casos.

Sobre todo, si las condiciones climáticas de temperaturas superiores a 30 grados y alta humedad se siguen dando.

En cuanto a su fumigación se debe decir que no es una tarea sencilla y mayormente solo reservada para empresas de control de plagas con la debida experiencia.

Esto es debido a la biología y comportamiento de los alacranes y el funcionamiento químico de los insecticidas.

Los alacranes pertenecen al grupo de los Arácnidos, es decir son “parientes cercanos” de las arañas y como estas se pueden eliminar por contacto directo con insecticidas comunes.

Pero el problema se presenta cuando no se les puede aplicar directamente, en cuyo caso el insecticida tiene que ser muy residual para controlar los alacranes igual que las arañas.

La mayoría de los insecticidas comunes actúan atacando el sistema nervioso de los insectos. La primera reacción va a ser la hiperactividad, o sea, que el insecto empieza a moverse cada vez mas rápido. Algo muy observable cuando se aplica Raid a una cucaracha, por ejemplo.

Muchos de estos insecticidas son elaborados en base a solventes (normalmente con olor) que provocan que los insectos salgan de sus escondites.

Esto último es lo que no se debe hacer con los alacranes para así evitar el contacto con las personas y mascotas o la invasión de ambientes.

Por ello deben aplicarse insecticidas muy residuales elaborados en base a agua (normalmente sin olor).

Estos van a actuar después que el alacrán camine por encima de la zona tratada, trabajando de forma más lenta, pero más segura.

Una complicación que se presenta al querer controlar insectos en desagües es la circulación de agua ya que va lavando el producto aplicado.

Como norma de la naturaleza, todo insecto o animal se va a reproducir tanto como la disponibilidad de alimento, agua y refugio lo permitan. Si hay poca comida van a tener pocas crías, si hay mucha comida van a tener muchas crías.

Al realizar la fumigación o control de cucarachas y otros insectos de los cuales se alimentan los alacranes se estará haciendo un control poblacional de estos últimos.

Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado.

La mayoría de los accidentes por alacranes, o también llamados escorpiones, se producen en el domicilio por lo cual las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar el ingreso de los mismos a la casa y tener precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Protección personal

Revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados.

Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.

Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.

Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.

Protección intradomiciliaria

Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras

Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos

Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes

En el ámbito peridomiciliario

Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.

Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.

Los alacranes pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas)

Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones

Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado.

Síntomas ante una picadura de alacrán:

Taquicardia/palpitaciones

Dificultad respiratoria

Presión precordial (dolor en el pecho que puede extenderse al brazo, cuello, estómago o espalda)

Salivación

Lagrimeo

Temblores

Vómitos

Diarrea

En la mayoría de los casos, en los que solamente se presentan manifestaciones locales, es suficiente la observación clínica durante un periodo de aproximadamente 6 (seis) horas y no requieren internación ni utilización de antiveneno.

Cuando se produce un envenenamiento sistémico (moderado o grave), es necesaria la internación, en unidad de terapia intermedia o intensiva, donde se pueda realizar monitoreo cardiaco continuo y control estricto del medio interno. Es primordial la pronta aplicación del antiveneno.

Es fundamental actuar con rapidez y trasladar al paciente al centro de salud más cercano lo antes posible dado que la medicación es más efectiva si se aplica antes de transcurridas las dos horas del accidente.

No realizar tratamientos caseros.

Colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona.

En los adultos la picadura no suele ser de gravedad, por lo que en general NO es necesario el uso de antiveneno específico.

La mayoría de las veces es suficiente calmar el dolor.

Se debe mantener la observación clínica durante seis horas.

En los niños, sobre todo pequeños, frecuentemente el cuadro general es más grave, por lo que, independientemente del cuadro clínico o de la aplicación del antiveneno, deben preferentemente ser ingresados a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

En lo posible llevar el escorpión para ser identificado.

A nivel nacional las provincias con más altas tasas son Tucumán, Catamarca, Jujuy, La Rioja, Santiago del Estero y Córdoba.

Hasta la 49ª semana epidemiológica de 2016 se registraron los siguientes casos confirmados:

CABA: 3 ; Buenos Aires: 6 ; Córdoba: 1193 ; Entre Ríos: 261 ; Santa Fe: 572 ; Mendoza: 0 ; San Juan: 24 ; San Luis: 15 ; Corrientes: 86 ; Chaco: 75 ; Formosa: 22 ; Misiones: 86 ; Catamarca: 439 ; Jujuy: 315 ; La Rioja: 179 ; Salta: 120 ; Santiago del Estero: 507 ; Tucumán: 2300 ; Chubut: 1 ; La Pampa: 0 ; Neuquén: 2 ; Rio Negro: 7 ; Santa Cruz: 0 ; Tierra del Fuego: 0.

Mas información sobre alacranes.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.

www.perfil.com

www.infobae.com

Fumigaciones PROPARK

Anuncios




Enjambres de Abejas

18 12 2015

Durante la temporada cálida, entre Octubre y Marzo, se produce con
frecuencia la invasión de edificaciones por Apis mellifera scutelatta 2parte de abejas agrupadas a lo que se denomina enjambre

Esto suele generar la alarma de los habitantes ante el riesgo de picaduras, envenenamiento, alergias o anafilaxia.

Las colonias de abejas melíferas se reproducen mediante el aumento del número de abejas individuales y luego dividiendo la colonia.

Cuando una colonia se divide, aproximadamente el 60% de la colmena dejará el nido con la reina existente en busca de una nueva ubicación para construir un nuevo panal.

Este grupo de abejas que salen del nido se conoce como un enjambre.

El enjambre es un fenómeno natural cuando la colonia se vuelve demasiado grande y los recursos son abundantes.

Tienden a enjambrar en primavera, justo cuando las flores producen más néctar. Esto es lógico ya que el enjambre, para partir, necesitará recursos nutricionales significativos para construir un nuevo panal y generar nuevas crías.

Si bien es cierto que las colonias tienden a enjambrar cuando son grandes, hay evidencia para sugerir que el número de abejas en relación con el tamaño de la colmena determina también que se genere un enjambre.

Cuando una colonia vive en hacinamiento, puede ser más difícil, para las abejas obreras, detectar una feromona emanada por la reina para estabilizar la colonia. Esta feromona provoca e inhibe numerosos comportamientos en la colmena. La correspondiente falta de esta feromona envía señales a las obreras para comenzar a criar nuevas reinas.

Antes de que se produzca el enjambre la reina pondrá los huevos fertilizados en células alargadas especialmente construidos llamadas copas de la reina. Las larvas que nacen se alimentan de un tipo de alimento de cría conocido como la jalea real.

A veces varias celdas reales se dejan desarrollar, en cuyo caso las nuevas reinas están en una carrera biológica para salir primero. La primera reina que emerja puede matar a las reinas en desarrollo para eliminar la competencia. Esto no siempre ocurre, y múltiples reinas emergen en sucesión dando lugar a varios enjambres que salen de la colonia madre.

Finalmente, una de las reinas vírgenes recién nacidas se quedará en la antigua colonia y se convertirá en la nueva reina. Esta reina virgen comienza sus vuelos nupciales a los pocos días después de salir, y luego vuela a una zona de apareamiento donde copulará con alrededor de 15 zánganos machos en el transcurso de unos pocos vuelos sucesivos. Después, la nueva reina volverá a la colmena madre y comienza a poner huevos, para aumentar la población de la colonia.

La colonia se somete a una serie de cambios en preparación del enjambre. La reina pierde una gran cantidad de peso corporal, las abejas obreras reducen la cantidad de comida que ofrecen a la reina, que ayudará en su capacidad de volar a un sitio nuevo. Por otra parte, la producción de la puesta de huevos de la reina disminuye significativamente. Otra actividad normal, como la búsqueda de alimento, cesará temporalmente. Un tono audible comienza a desarrollarse entre las trabajadoraAbejas africanizadas enjambres.

La vieja reina toma vuelo y aterriza en una estructura cercana como una rama de un árbol, un poste de luz, un marco de una ventana, etc., y las abejas obreras dan vueltas alrededor de ella, formando un racimo típicamente con un tamaño que puede variar entre los 10 a los 30 centímetros.

El grupo permanece en este lugar, enviando abejas exploradoras a buscar una cavidad adecuada para construir el nuevo nido. Una vez que se encuentra una cavidad tal, que es un proceso que puede durar minutos o hasta 4 días, todo el enjambre vuela al sitio para instalarse.

Si hablamos de apicultura, el enjambre es un factor que afecta enormemente la producción de miel y subproductos, pero, sobre todo, evidencia un mal manejo de las colmenas. El apicultor puede anticiparse a la formación de enjambres y evitarlos aplicando distintas técnicas como la ampliación del espacio de las colmenas o el manejo de reinas.

La abeja de la miel, Apis mellifera, tiene 2 sub especies, la europea y la africana.

Las abejas europeas fueron introducidas a las Américas alrededor del año 1500 por los exploradores europeos. Durante siglos, las abejas europeas se han utilizado por los apicultores por su buena producción de miel, su comportamiento dócil y su reducida producción de enjambres.

Las abejas africanas, Apis mellifera scutellata, fueron traídas a Brasil en la década de 1950 en un esfuerzo por aumentar la producción de miel.

En respuesta a los malos resultados con las abejas europeas en Brasil, Warwick Kerr, un científico brasileño, viajó al sur de África dando lugar a la importación de Apis mellifera scutellata en Brasil en la década de 1950.

Kerr esperaba que, mediante la experimentación y la cría selectiva, la abeja africana se podría hacer manejable y disponible para su uso por los apicultores brasileños.

Por accidente, escaparon de su cuarentena inicial y se cruzaron con abejas europeas dando lugar a un hibrido denominado abeja africanizada.

Después de esto, las abejas africanizadas comenzaron a extenderse a un ritmo de 350 a 500 kilómetros por año, en principio, por todo Brasil para después colonizar otras partes de América del Sur, América Central y Estados Unidos.abeja africanizada y abeja europea

Las abejas africanizadas no se pueden distinguir de las abejas europeas con facilidad, aunque son ligeramente más pequeñas y más negras.

En laboratorio se utilizan análisis morfométricos, como la medición de los patrones de venación de las alas y el tamaño y coloración de varias partes del cuerpo, para determinar la probabilidad de que una colonia dada sea africanizada o totalmente africana.

Para el observador casual, la principal característica de identificación del comportamiento de las abejas africanizadas es su actitud defensiva elevada en comparación con las europeas.

Todas las abejas defienden sus nidos de posibles depredadores, y un ataque por lo general significa que la víctima está demasiado cerca.

Mientras que las razas europeas de abejas pueden atacar a un intruso con, generalmente, no más de 10 a 20 abejas y perseguirlo hasta unos 7 metros, las abejas africanas pueden atacar al mismo intruso con cientos de abejas y perseguirlo hasta una distancia de 40 metros.

El veneno de la abeja de la miel africana no es más potente que el de la europea.

La toxicidad del veneno para provocar la muerte, en ambas especies, se estima en 5 picaduras por kilo de peso corporal de la víctima.

Por lo tanto, sería potencialmente mortal la toxicidad por las picaduras, de 50 abejas sobre una víctima de 10 kilos, de 250 abejas sobre una víctima de 50 kilos, de 500 abejas sobre una víctima de 100 kilos.

En los casos en que la relación picaduras por peso disminuyan, también lo harán sus consecuencias.

En el caso de ser la victima hipersensible al veneno se produce anafilaxia y puede ocurrir con la picadura de una sola abeja.

Existe una diferencia en el número de enjambres que puede haber en un nido según la subespecie de abejas.

Las europeas hasta 2 por año, con mayor número de abejas y necesitan un espacio más amplio para hacer el panal con un volumen de 40 litros y las africanizadas hasta 10 por año, con menor número de abejas y buscan lugares más chicos para hacer el panal con un volumen de 4 a 20 litros y se han encontrado en cajas de medidores de agua, bloques de cemento, llantas viejas, los aleros de las casas, área para parrillas, cavidades en el suelo, y colgando expuesta de ramas de árboles.Apis mellifera

Es importante recordar que las abejas africanizadas polinizan los cultivos y producen miel al igual que otras razas de abejas melíferas.

En general, la gestión de las colonias de abejas africanizadas se ha desalentado en los EE.UU. mientras que es aceptada en América Central y del Sur.

De hecho, algunos países de América del Sur se encuentran entre los productores de miel líderes en el mundo, debido en gran parte a la presencia de abejas africanizadas en el país.

Fuente: Universidad de Florida.





EL PELIGRO DE LA ARAÑA LOXOSCELES

27 05 2011
Las arañas del género Loxosceles que en nuestro país está representado principalmente por L. laeta,comúnmente

loxosceles laeta

llamadas “ Arañas de los Rincones “provocan con su picadura una patología denominada Loxoscelismo.
Esta no es una enfermedad infecciosa, pero se caracteriza porque el veneno produce  necrosis cutánea y,
en un bajo porcentaje, se acompaña de manifestaciones sistémicas que pueden conducir a la muerte.
El loxoscelismo es una entidad poco frecuente en pediatría y potencialmente letal, con una mortalidad que puede superar el 17%.  La mayoría de los casos mortales son niños puesto que el veneno tiene una relación de efectividad inversamente proporcional al peso del individuo afectado.
La mordedura de esta araña contiene un veneno con poderosas enzimas proteolíticas que destruyen todo lo que tenga proteínas, siendo 10 veces más poderoso su efecto que la quemadura con ácido sulfúrico ya que el veneno tiene alto poder de penetración.
El loxoscelismo cutáneo simple es el más común con el 90 % de los casos.
La evolución de la lesión es: dolor intenso con o sin visualización de punturas, de las 6 a las 12 horas inflamación y flictenas serosas que luego son serohematicas; de las 12  las 24 horas formación de la placa marmórea; de las 48 a las 72 horas necrosis de la zona; posteriormente se produce una ulcera de lenta cicatrización.








El loxescelismo cutáneo visceral alcanza al 10 % de los casos.
Si el veneno alcanza la circulación sistémica, ya sea por inoculación directa en un capilar o por alteración en la permeabilidad, ejerce el gran poder hemolítico, que es el aspecto central en el loxoscelismo cutáneo-visceral.
La complicación más seria del loxoscelismo es el shock anafiláctico. La lesión cutánea es igual, pero evoluciona y aparece  fiebre, anemia hemolítica, leucocitosis, un recuento de plaquetas variable, llevando a la insuficiencia renal aguda debido a que, por la hemólisis, se tapan los túbulos renales con la hemoglobina, causando una necrosis tubular aguda (pudiendo requerir diálisis), esta fase conlleva riesgo vital.
En formas más serias, la placa es rojiza, de tono violáceo, el eritema es diseminado, el centro de la lesión aparece hemorrágico y necrótico con una ampolla en la parte superior. Evoluciona a una placa livedoide, grande, luego a una úlcera necrótica, que luego de tres semanas se desprende quedando una úlcera limpia que puede alcanzar más de 25 cm de diámetro, para luego terminar en una cicatriz deprimida, en un verdadero cráter necrosado.

A las 36 horas

A los 8 días

A los 3 meses

El instituto Malbran produce antiveneno Loxosceles en pequeña escala dado lo dificultosa obtención de veneno. También se obtiene por compra o canje de antivenenos anti-Loxosceles con los pocos establecimientos extranjeros que lo producen (Brasil y Perú).

Está compuesto por fragmentos F(ab´)de inmunoglobulinas equinas.

El cuerpo de la Loxosceles laeta o “araña de los rincones” mide entre 8 y 12 mm de largo, alcanzando con las patas extendidas hasta 40 mm.  Como la mayoría de las especies de Loxosceles, es marrón y tiene marcas en el lado dorsal del tórax con una línea negra que parte de ahí y se parece a un violín cuyo cuello apunta a la parte posterior de la araña, lo que le da su nombre en áreas de habla inglesa, fiddleback spider (“araña de violín”). Cuando el dibujo de violín no es visible, es mucho más importante para la identificación examinar los ojos. A diferencia de la mayoría de las arañas que tienen 8 ojos, las arañas reclusas tienen 6 ojos organizados en pares (díadas) con un par mediano frontal más grandes y 2 pares laterales muy pequeños que le dan un visión de 300º.

El aspecto de la araña ante el observador es de apariencia feroz, imponente y amenazante y por ende causa repulsión su presencia. La hembra es más grande y de abdomen más prominente que el macho, es también la más peligrosa.
Construye telarañas irregulares que incluyen frecuentemente un refugio formado por hilosdesordenados algodonosos sin pegajosidad. Si bien muestran actividad durante todo el año, es nocturna principalmente y su actividad se ve incrementada en noches veraniegas calurosas y con luna, también con ambientes calefaccionados; disminuye su actividad con temperaturas frías.
Muerden a la gente cuando, por accidente, las aprietan en la ropa de vestir y de cama y/o en el calzado. Estas arañas construyen frecuentemente sus telarañas en columnas de madera y las alturas de cobertizos, parte superior de los lavatorios, armarios, detrás de los cuadros, garajes y otros lugares que están secos, oscuros y generalmente tranquilos.
Muy rápida de reaccionar, esta araña puede correr velozmente en forma casi instantánea en busca de refugio, por lo que se hace difícil atraparla, incluso puede saltar a 10 cm de altura o escabullirse en rendijas de no más de 5 mm de alto.

En el área urbana, se estima que en una de cada dos casas está presente; mientras que en las zonas rurales sólo se presenta en 30% de las viviendas, esto es probablemente debido a que está presente en su ambiente su enemigo natural, la araña tigre (Scytodes globula). No obstante, el tamaño de las arañas de rincón en zonas rurales es algo mayor que las presentes en el radio urbano, probablemente debido a factores ambientales y de mejor disponibilidad de alimentos. Un solo individuo detectado implica al menos dos individuos presentes dentro del área.

Una fumigación periódica contra estas arañas y otros insectos le ofrece la tranquilidad de una vida saludable.

Fuentes:  El aracnismo en Uruguay.
               Loxoscelismo: presentación de un caso cutáneo-visceral
               con resolución favorable Arch Argent Pediatr 2009.
               Wikipedia.