La Eficiencia de la Picadura del Mosquito

21 02 2017

Fumigaciones PROPARK

Original Title: Aa_5120a.jpg

aedes

 

Para extraer sangre, los seres humanos, hemos inventado instrumentos como la jeringa que se compone de un tubo capilar acoplado a una bomba de succión por vacío.

La naturaleza, otra vez, nos demuestra que estamos muy lejos de llegar a imitarla.

Los mosquitos se alimentan naturalmente de sustancias azucaradas que están en las plantas para reponer compuestos ricos en energía que utilizan como combustible para el vuelo.

Las hembras también necesitan alimentarse de sangre de huéspedes vertebrados para poner huevos fertilizados en ambientes adecuados para su descendencia florezca.

Los mosquitos rastrean el dióxido de carbono que exhalan nuestros cuerpos. A medida que se acercan detectan el calor corporal y sustancias llamadas ácidos grasos volátiles que emanan.

Los ácidos grasos volátiles emitidos por la piel son bastante diferentes. Reflejan las diferencias entre hombres y mujeres, incluso lo que hemos comido. Esas señales son diferentes de persona a persona, pero todavía no se conoce porque los mosquitos prefieren más a unos que a otros.

El sistema gustativo y, más importante, el sistema olfativo, son cruciales para la aptitud de mosquitos en el medio ambiente. Tres grandes apéndices de la cabeza están involucrados en la recepción de las señales químicas del medio ambiente, a saber, las antenas, palpos maxilares y la trompa.

La trompa o probóscide es en realidad un sofisticado sistema de 6 microagujas, que se compone de un labio similar a un canalón que encierra un fascículo.mosquito-aparato-bucal

Cuando un mosquito perfora la piel, una funda flexible de modo de labio llamada labium se pliega y queda fuera mientras empuja las seis partes con forma de aguja que los científicos llaman estiletes.

El fascículo contiene estos seis estiletes o microagujas:

Dos de ellas, los maxilares dentados MX, poseen una estructura muy afilada, que le sirven para perforar la piel como una sierra, sin que nos demos cuenta, requiriendo 3 veces menos fuerza que las microagujas artificiales hechas por el ser humano hasta ahora.

Otras dos, las mandíbulas M, tienen la función de separar los tejidos de la piel mientras la hembra explora el lugar para encontrar un vaso sanguíneo.

La alimentación de sangre de los mosquitos en la piel mostró que la penetración puede ocurrir inmediatamente después de que la labella se pone en contacto con la piel, pero en algunos casos la trompa se puede mover durante algún tiempo antes de que el fascículo penetre la piel y el labrum busque los vasos sanguíneos aparentemente orientado por la recepción de los productos químicos volátiles que hay en estos.

Es de destacar que la sangre humana es rica en compuestos aromáticos volátiles, incluyendo el ácido fenilacético, 4-etilfenol y ácido benzoico.

También, cuando se alimenta de sangre, está inoculando con la saliva sustancias anticuagulantes para agilizar la ingesta y microorganismos patógenos causantes de enfermedades como Dengue, Zika, Chikungunya, Fiebre Amarilla, Malaria, Virus del Nilo, Encefalitis de San Luis.

En el siguiente vídeo se puede observar perfectamente lo descrito anteriormente. Puede configurar la traducción de los subtitulos en español.

http://www.propark.com.ar/2017/02/la-eficiencia-de-la-picadura-del.html

 

Fuente: PubMed Central.

DEEP LOOK, KQED, PBS Digital Studios.





Control de Mosquitos en Grandes Áreas

15 09 2015

Control de Mosquitos en Grandes Areas Verdes, Countrys, Empresas, Campos Deportivos, Parques, eFamilia Protegidatc.

Las actividades al aire libre como las caminatas, practicar deportes, hacer natación, tomar sol, realizar tareas de jardinería, etc. se ven alterados por la presencia real o potencial de mosquitos, los cuales son, por un lado, molestos al picar causando irritaciones y alergias, pero principalmente, representan un riesgo sanitario al que estarán expuestas las personas que en estos lugares se encuentren.

Los espacios con grandes cantidades de vegetación como árboles, arbustos, plantas, césped, sumados a la lluvia intensa, la alta humedad relativa ambiente,

los encharcamientos y las temperaturas elevadas conforman nichos ecológicos que facilitan la reproducción de mosquitos vectores de enfermedades.

Los mosquitos son vectores de enfermedades al transmitir virus como Dengue, Chikungunya, Zika, Fiebre amarilla por variedades de la especie Aedes y Encefalitis de San Luis, Del Nilo Occidental por variedades de la especie Culex principalmente.4 mosquitos

Nuestro servicio de Control de Plagas contra Mosquitos en Grandes Áreas es una herramienta de Sanidad Ambiental para proteger la Salud de nuestros clientes y su calidad de vida.

Realizamos la fumigación mediante el sistema de nebulización espacial por Ultra Bajo Volumen con maquinaria profesional montada en tráiler para el control de mosquitos adultos que logra la cobertura  y el alcance necesarios siendo operado con tránsito por las calles de los barrios o empresas o por dentro de los campos deportivos y  parques.

Aplicación de insecticidas piretroides, siguiendo las directivas de la Organización Mundial de la Salud, diluidos en Agua.

Este ofrece excelente control, muy bajo olor, extremadamente baja toxicidad para personas y animales y muy baja visibilidad. (a diferencia de los que generan humo que suelen ser rechazados por los vecinos).Equipo-PROPARK

Complementación con tratamientos para el control de larvas de mosquitos en sitios donde se acumule agua, como zanjas, estanques, etc.

Por las características biológicas de los mosquitos y su capacidad de vuelo se recomienda hacer  1 fumigación semanal para obtener un efectivo control.

Los horarios ideales para realizarlas son entre las 6 y las 10 horas, por la mañana, y entre las 18 y las 21 horas, por la tarde.

Este tipo de servicio está orientado para grandes áreas verdes a partir de los 10000 metros cuadrados, o sea, 1 hectárea.

Precios vigentes a partir de Febrero de 2017:

Los costos orientativos del servicio por cada fumigación son:

Hasta las 10 Hectáreas de superficie          Costo Mínimo       $ 6400.

Para superficies mayores, contactase, para elaborar un presupuesto de acuerdo a sus necesidades.
Son necesarios normalmente una descripción, un plano a escala y una inspección del lugar para determinar el recorrido del equipo y optimizar los resultados.

 





Alarma por Casos de Encefalitis en Pergamino

4 08 2015

En la ciudad de Pergamino, provincia de Buenculex quinquefasciatusos Aires, entre Febrero y Abril de 2015 fueron detectados 5 casos confirmados de infección  por virus de la encefalitis de San Luis, uno de ellos fallecido.

Si bien varios de los casos presentan antecedentes de viaje reciente y no puede confirmarse que la adquisición de la infección haya sido en Pergamino, el caso fallecido fue confirmado como autóctono luego de la investigación epidemiológica. Se trató de una mujer de 75 años.

Por otra parte, en el mismo periodo se identificaron: 1 caso confirmado de Encefalitis de San Luis en CABA , otros 3 casos confirmados por este mismo agente en Buenos Aires, en las ciudades de Ramos Mejia, Junín y Saladillo y 2 casos probables en Chaco.

En Pergamino la directora de Saneamiento Ambiental, Fernanda Barrionuevo, aseguró: “En cuanto nos confirmaron los casos lo que hicimos fue fumigar desde donde empieza la vivienda donde habita la persona y luego fumigar de seis a nueve manzanas alrededor”.

Y agregó: “A partir de ahora, como han aumentado los casos, se van fumigar todos los espacios públicos comunes, en especial, plazas, parques, Arroyo Pergamino, Arroyo Chu-Chú; es decir, todos los espacios que son de recreación donde hay follaje y pueden estar los mosquitos”.

“Como siempre, recomendamos la limpieza de los domicilios, y si es posible colocar tejidos mosquiteros y hacer una fumigación en las viviendas. Por nuestra parte vamos a estar abocados a esto, y el lunes vamos a recibir el refuerzo de una máquina de Nación para reforzar las acciones que estamos llevando adelante desde la Dirección de Saneamiento”.

En la Argentina, el virus de la encefalitis de San Luis se ha reconocido desde 1963. Se reportaron pocos casos de infecciones agudas por esta causa en los últimos años, siendo el brote más grande el ocurrido en la provincia de Córdoba en 2005, con 48 casos, 9 de ellos fallecidos y, más recientemente, el brote en la ciudad de San Juan en el año 2011, con 11 casos notificados de los cuales 7 requirieron internación y 2 fallecieron.

Estos agentes virales se mantienen en la naturaleza en focos enzoóticos cuyos ciclos suelen involucrar aves y mosquitos ornitofílicos. Las palomas Torcazas actuarían como hospedadores urbanos y periurbanos.

El hombre suele comportarse como huésped terminal ya que no desarrolla niveles de viremia suficientemente elevados para posibilitar la continuidad de la trasmisión.

La infección en el hombre ocurre por picaduras de mosquitos infectantes de la especie Culex pipiens o Culex quinquefasciatus, que son los mosquitos comunes que suelen encontrarse en cualquier espacio verde.culex quinquefasciatus macro

Las larvas se desarrollan, preferiblemente, en depósitos de agua y los criaderos son variados, constituidos por aguas con un alto grado de contaminación, abundante contenido de materia orgánica, con detritos en proceso de fermentación, en ambientes sombreados  cercanos al ambiente domiciliario. A diferencia del mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue y chikungunya que lo hace en aguas limpias.

En las infecciones por SLEV, menos de 1% de los casos desarrollan manifestaciones clínicas. Las infecciones graves están marcadas por un inicio abrupto caracterizado por cefalea, fiebre elevada, mareos, náuseas y malestar general. La mayoría de los pacientes se recuperan espontáneamente sin embargo algunos desarrollan signos de infección del SNC incluyendo rigidez de nuca, confusión, desorientación, temblores, estupor hasta llegar incluso al coma.

Aproximadamente el 90% de los adultos mayores que adquieren la enfermedad desarrollan encefalitis. La letalidad oscila entre el 5 y 15% aumentando con la edad.

El diagnóstico de infecciones por SLEV en las infecciones humanas se realiza fundamentalmente por la detección de anticuerpos específicos, fundamentalmente IgM en el suero y Líquido cefalorraquídeo (LCR) ya que los niveles de viremia son habitualmente muy bajos, de muy escasa duración y anteceden a la aparición de la sintomatología. La circulación de varios Flavivirus en nuestra región requiere la confirmación por seroconversión IgG y la evaluación de reactividad cruzada por la técnica de Neutralización en cultivos celulares.

Las pruebas diagnósticas confirmatorias se hallan disponibles en el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Dr. Julio I. Maiztegui-ANLIS que es el Laboratorio Nacional de Referencia para el diagnóstico de las principales enfermedades transmitidas por vectores y reservorios, tales como Dengue y otras arbovirosis, Fiebre Hemorrágica Argentina, Infecciones por Hantavirus.

Fuente: Secretaría de Salud del Gobierno de Pergamino

              Ministerio de Salud de la Nación





Virus del Nilo en Argentina

5 09 2012
Actualmente nos llegan las noticias sobre el incremento de casos positivos en humanos del Virus del Nilo Occidental en los Estados Unidos de América.
¿Puede este virus llegar a la Argentina?
Las aves silvestres son el reservorio natural del virus, cuando un mosquito pica un ave infectada, adquiere a su vez la infección y los mosquitos actúan entonces como portadores (vectores) propagando el virus de un ave a otra, a otros animales y a los humanos.
No se sabe de qué manera entró el virus del Nilo Occidental en los Estados Unidos, pero los expertos aseguran que es muy similar a las cepas que existen en Medio Oriente y que no llegó ni en barco, ni en avión, ni a través de personas enfermas. La diseminación de la enfermedad llegó con las aves migratorias desde el continente africano hacia Estados Unidos.
De la misma forma, se estima, llegará a Argentina.
Aves que migran desde Canadá hasta Brasil hacia Argentina:
Águila Pescadora, Aguilucho langostero, Halcón peregrino, Chorlo pampa, Pitotoy grande y chico, Playerito pectoral, Playerito blanco, Playerito manchado, Becasa de mar, Falaropo común, Rayador, Gaviotín negro, Añapero boreal, Golondrina tijerita, Golondrina zapadora, Cuclillo canela, Atajacaminos tijera, Anambé común, Benteveo rayado, Viudita blanca, Churrinche, Suirirí real, Tijereta, Mosqueta estriada, Fiofío pico corto, Golondrina ceja blanca, Golondrina patagónica, Golondrina doméstica, Chorlito pecho canela, Chorlito doble collar, Canastero coludo, Cortarramas, Gaviotín sudamericano.
El siguiente es un mapa que muestra la migración de aves del Norte a Sur América:
Es una enfermedad infecciosa aguda de origen viral, Flavivirus del Complejo de la Encefalitis Japonesa, igual que la Encefalitis de San Luis que es endémica en Argentina.
Es una Zoonosis transmitida por mosquitos, que afecta principalmente a aves y que puede transmitirse a equinos y a seres humanos.
El virus del Nilo Occidental se identificó por primera vez en 1937 en Uganda al este de África.
Fue aislado del hombre, de otros mamíferos, aves y artrópodos en África (Egipto, Madagascar, Mozambique, Nigeria, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Sudáfrica y Uganda), en Asia (Borneo, India, Israel, Pakistán y la antigua Unión Soviética), y en Europa (Chipre y Francia).
En 1951 fue descrito como causante de la epidemia de la fiebre del Nilo Occidental en el hombre en Israel.
En la década del cincuenta, se describió claramente en Egipto el papel que desempeñan los mosquitos en la transmisión viral. Alrededor de la misma época, las aves salvajes fueron identificadas como el reservorio del virus.
Varios años después se notificaron casos de la fiebre del Nilo Occidental en equinos
El virus fue asociado por primera vez con la enfermedad en la especie aviar doméstica en 1997, cuando algunas parvadas de gansos en Israel fueron afectadas y les causaba parálisis.
En agosto de 1999, apareció por primera vez en el Hemisferio Occidental y causó la muerte de aves salvajes, aves de zoológico, de equinos y seres humanos en el área de la ciudad de Nueva York.
No se tiene una idea clara de la rápida y permanente difusión del virus del Nilo Occidental en América del Norte, pero lo cierto es que mientras en el resto del mundo los casos y brotes epidémicos son puntuales y periódicos, en el continente americano no ha habido interrupción desde su entrada en 1999. En lo que va de 2012, hay 1118 casos confirmados y 41 muertes.
En Argentina se registró 1 caso confirmado en Córdoba en 2010, a diferencia del Virus de San Luis del que hay numerosos casos confirmados. Según los científicos ambas enfermedades suelen estar mal diagnosticadas, razón por la cual no hay estadísticas confiables.
El VNO afecta el sistema nervioso central. Los síntomas de la enfermedad varían.
Los síntomas son graves en unas pocas personas. 
Cerca de una de cada 150 personas infectadas por el VNO se enfermará de gravedad.
Los síntomas graves pueden incluir fiebre alta, dolor de cabeza, rigidez en el cuello, aletargamiento, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular, pérdida de la visión, entumecimiento y parálisis. Estos síntomas pueden durar varias semanas y los efectos neurológicos pueden ser permanentes.
Algunas personas presentan síntomas más leves.
Cerca del 20 por ciento de personas infectadas presentarán síntomas leves, entre ellos, fiebre, dolor de cabeza, dolor en el cuerpo, náusea y vómito, ocasionalmente con hinchazón en las glándulas linfáticas o erupción cutánea en el pecho, estómago y espalda. Los síntomas pueden durar tan solo unos cuantos días, aunque hay personas saludables que han estado enfermas por varias semanas.
La mayoría de las personas no presenta síntomas. Aproximadamente un 80 por ciento de las personas infectadas por el VNO (cerca de 4 de cada 5) no presenta ninguna clase de síntomas.
Las personas mayores de 50 años tienen más probabilidades de presentar los síntomas graves de la enfermedad si se enferman con el VNO y deben tener un cuidado especial para evitar la picadura de mosquitos.
El VNO se presenta en forma endémica y epidémica.
La lluvia intensa, la alta humedad relativa ambiente, los encharcamientos y las temperaturas elevadas conforman nichos ecológicos que facilitan la reproducción de mosquitos vectores.
Las especies de mosquitos en Buenos Aires que son potenciales vectores del Virus del Nilo Occidental son:
Aedeomyia squamipennisa, Aedes aegypti, Anopheles albitarsisa, Anopheles argyritarsis, Anopheles triannulatus, Culex apicinus, Culex bidens, Culex brethesi, Culex chidesteri, Culex coronator, Culex dolosus, Culex hepperi, Culex lahillei, Culex maxi, Culex mollis, Culex pipiens, Culex quinquefasciatus, Culex spinosus, Culex intrincatus, Mansonia indubitans, Mansonia titillans, Ochlerotatus albifasciatusa, Ochlerotatus scapularisa, Psorophora confinnis, Psorophora varinervis, Psorophora albipesa, Psorophora cyanescens, Psorophora discrucians, Psorophora feroxa, Psorophora varipes, Psorophora ciliata, Psorophora holmbergii, Psorophora pallescensa, Uranotaenia apicalis, Uranotaenia  lowii, Uranotaenia Natalie, Uranotaenia pulcherrima, Wyeomyia leucostigma.
En equinos la mortalidad ha sido variable según los países en los cuales se presentó, aunque se puede asumir 1 muerto de cada 3 clínicamente afectados.
Los signos clínicos de la enfermedad neurológica causada por el virus del Nilo Occidental pueden incluir la pérdida de apetito, depresión, tropezones, contracción muscular, parálisis parcial, visión disminuida, malestar de la cabeza, rechinar de dientes, marcha confusa, convulsiones, vueltas en círculos e incapacidad para ingerir. La debilidad, usualmente en los miembros posteriores, a veces va seguida de parálisis. Puede ocurrir coma y muerte. Se ha observado también fiebre pero no en todos los casos.
En febrero de 2006 en Areco una yegua presentó signos de  hiperexitación y murió a las 48hs, a la semana siguiente una yegua presentó signos  neurológicos, entro en decúbito y murió en 72hs. En Marzo de 2006 una yegua de polo que estaba en el  campo 2 de San Isidro presento ataxia, decúbito y  muerte en 72 hs. En el instituto nacional de enfermedades virales humanas (inevh) se  detecta virus del Nilo occidental en los 3 casos. En Junio de 2010 en un equino de un establecimiento próximo a la localidad de Vicuña Mackenna, al sur de la provincia de Córdoba, se detectó la enfermedad.
Los gansos son sensibles y presentan varios grados de manifestaciones neurológicas, desde permanecer echados hasta la parálisis de patas y alas. Si se les molesta, no se mueven o no pueden hacerlo, carecen de coordinación. Se han registrado tasas de mortalidad entre el 20 al 60%.
 
Igual que con el Dengue, para prevenir la propagación de la enfermedad, es esencial entonces controlar la población de mosquitos.
Fuente: SENASA, Fundación Vida Silvestre, Ministerio de Salud de la Nación, CDC.