Alarma por Aparición de Alacranes

21 02 2017

Fumigaciones PROPARK
escop1

En los últimos días aparecieron en los medios casos de p
icaduras o invasión de ambientes de Alacranes (o escorpiones) que, lógicamente, causaron alarma en todo Buenos Aires.

Un niño de 5 años se recupera favorablemente en la sala de terapia intensiva del Sanatorio Güemes, luego de haber sufrido la picadura de un alacrán en el cuello mientras dormía en su casa del barrio porteño de Palermo, durante la madrugada del 7 de enero pasado.

Logró recuperarse de cuatro paros cardíacos que sufrió como consecuencia del veneno del insecto. A las 5 de la mañana el nene se despertó llorando y empezó a retorcerse en la cama.

Al llegar al sanatorio, el pequeño tenía náuseas e intoxicación por lo que fue internado directamente para atenderlo con urgencia.

No es la primera vez que a Tobías le ocurre esto. Hace tres años también sufrió una picadura por la que estuvo en “observación” en el mismo sanatorio, mientras su esposa fue picada hace dos o tres meses.

Operarios del Subte D han encontrado a uno de estos insectos caminando por los azulejos de los vestuarios de la estación 9 de Julio y otro en el andén de la estación Bulnes.

Los subtes son ambientes ideales para el desarrollo de los alacranes: temperatura constante, oscuridad, y, por sobre todo, un abundante menú de cucarachas, su principal fuente de alimento.

Los trabajadores del subterráneo afirman que los vagones se fumigan una vez al mes, aunque, evidentemente no se hace lo mismo con los túneles.

En un edificio ubicado en Avenida del Libertador y Montevideo, pleno barrio de Recoleta, los propietarios, se vieron invadidos por alacranes saliendo de las rejillas o sumideros.

En los próximos días, seguramente, se seguirán conociendo nuevos casos.

Sobre todo, si las condiciones climáticas de temperaturas superiores a 30 grados y alta humedad se siguen dando.

En cuanto a su fumigación se debe decir que no es una tarea sencilla y mayormente solo reservada para empresas de control de plagas con la debida experiencia.

Esto es debido a la biología y comportamiento de los alacranes y el funcionamiento químico de los insecticidas.

Los alacranes pertenecen al grupo de los Arácnidos, es decir son “parientes cercanos” de las arañas y como estas se pueden eliminar por contacto directo con insecticidas comunes.

Pero el problema se presenta cuando no se les puede aplicar directamente, en cuyo caso el insecticida tiene que ser muy residual para controlar los alacranes igual que las arañas.

La mayoría de los insecticidas comunes actúan atacando el sistema nervioso de los insectos. La primera reacción va a ser la hiperactividad, o sea, que el insecto empieza a moverse cada vez mas rápido. Algo muy observable cuando se aplica Raid a una cucaracha, por ejemplo.

Muchos de estos insecticidas son elaborados en base a solventes (normalmente con olor) que provocan que los insectos salgan de sus escondites.

Esto último es lo que no se debe hacer con los alacranes para así evitar el contacto con las personas y mascotas o la invasión de ambientes.

Por ello deben aplicarse insecticidas muy residuales elaborados en base a agua (normalmente sin olor).

Estos van a actuar después que el alacrán camine por encima de la zona tratada, trabajando de forma más lenta, pero más segura.

Una complicación que se presenta al querer controlar insectos en desagües es la circulación de agua ya que va lavando el producto aplicado.

Como norma de la naturaleza, todo insecto o animal se va a reproducir tanto como la disponibilidad de alimento, agua y refugio lo permitan. Si hay poca comida van a tener pocas crías, si hay mucha comida van a tener muchas crías.

Al realizar la fumigación o control de cucarachas y otros insectos de los cuales se alimentan los alacranes se estará haciendo un control poblacional de estos últimos.

Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado.

La mayoría de los accidentes por alacranes, o también llamados escorpiones, se producen en el domicilio por lo cual las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar el ingreso de los mismos a la casa y tener precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Protección personal

Revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados.

Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.

Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.

Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.

Protección intradomiciliaria

Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras

Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos

Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes

En el ámbito peridomiciliario

Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.

Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.

Los alacranes pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas)

Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones

Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado.

Síntomas ante una picadura de alacrán:

Taquicardia/palpitaciones

Dificultad respiratoria

Presión precordial (dolor en el pecho que puede extenderse al brazo, cuello, estómago o espalda)

Salivación

Lagrimeo

Temblores

Vómitos

Diarrea

En la mayoría de los casos, en los que solamente se presentan manifestaciones locales, es suficiente la observación clínica durante un periodo de aproximadamente 6 (seis) horas y no requieren internación ni utilización de antiveneno.

Cuando se produce un envenenamiento sistémico (moderado o grave), es necesaria la internación, en unidad de terapia intermedia o intensiva, donde se pueda realizar monitoreo cardiaco continuo y control estricto del medio interno. Es primordial la pronta aplicación del antiveneno.

Es fundamental actuar con rapidez y trasladar al paciente al centro de salud más cercano lo antes posible dado que la medicación es más efectiva si se aplica antes de transcurridas las dos horas del accidente.

No realizar tratamientos caseros.

Colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona.

En los adultos la picadura no suele ser de gravedad, por lo que en general NO es necesario el uso de antiveneno específico.

La mayoría de las veces es suficiente calmar el dolor.

Se debe mantener la observación clínica durante seis horas.

En los niños, sobre todo pequeños, frecuentemente el cuadro general es más grave, por lo que, independientemente del cuadro clínico o de la aplicación del antiveneno, deben preferentemente ser ingresados a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

En lo posible llevar el escorpión para ser identificado.

A nivel nacional las provincias con más altas tasas son Tucumán, Catamarca, Jujuy, La Rioja, Santiago del Estero y Córdoba.

Hasta la 49ª semana epidemiológica de 2016 se registraron los siguientes casos confirmados:

CABA: 3 ; Buenos Aires: 6 ; Córdoba: 1193 ; Entre Ríos: 261 ; Santa Fe: 572 ; Mendoza: 0 ; San Juan: 24 ; San Luis: 15 ; Corrientes: 86 ; Chaco: 75 ; Formosa: 22 ; Misiones: 86 ; Catamarca: 439 ; Jujuy: 315 ; La Rioja: 179 ; Salta: 120 ; Santiago del Estero: 507 ; Tucumán: 2300 ; Chubut: 1 ; La Pampa: 0 ; Neuquén: 2 ; Rio Negro: 7 ; Santa Cruz: 0 ; Tierra del Fuego: 0.

Mas información sobre alacranes.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.

www.perfil.com

www.infobae.com

Fumigaciones PROPARK

Anuncios




Cucarachas que no comen azucar

5 07 2013
El azúcar no siempre es dulce para las cucarachas alemanas.
Blattella germanica 1
En un estudio publicado el 24 de mayo en la revista SCIENCE , entomólogos de la Universidad Estatal del Norte de Carolina, EEUU muestran el mecanismo neural detrás de la aversión a la glucosa , el azúcar simple que es un ingrediente popular en veneno en cebo para cucarachas. La glucosa desencadena receptores amargos en las papilas gustativas de cucarachas, que provocan evitar estos alimentos. Esta aversión tiene una base genética y que eventualmente se extiende a la descendencia, lo que resulta en cada vez más grupos de cucarachas rechazan la glucosa y los cebos elaborados con ella.
 
Esta es otra razón más para la selección correcta de las tradicionales jeringas o cebos en gel para el control de cucarachas teniendo en cuenta que los componentes de atracción son tan importantes como los componentes insecticidas y, obviamente, no deben utilizarse las preparadas para hormigas.
 max force
 
En las cucarachas alemanas normales, la glucosa provoca la actividad de azúcar en las neuronas receptoras gustativas, que reaccionan cuando se expone a los azúcares como la glucosa y la fructosa – Componentes de jarabe de maíz, un ingrediente común en cebo de cucarachas.
“No sabemos si la glucosa en realidad tiene un sabor amargo para las cucarachas con aversión a la glucosa, pero sí sabemos que la glucosa provoca las neuronas receptoras amargas que podrían dispararse por compuestos amargos como cafeína u otros”, dice el doctor Coby Schal, Profesor en Entomología en NC State University y autor de este estudio. “Eso hace que la cucaracha con aversión a la glucosa reaccione y cierre su boca y huya de la glucosa en las pruebas.”
 
En el estudio, los investigadores llevaron a cabo pruebas en la lengua, los apéndices bucales apareados llamados paraglossae. Las pruebas mostraron reacciones electrofisiológicas inesperadas ya que la glucosa estimula tanto las neuronas receptoras de azúcar y amargos, lo que confirma las pruebas de comportamiento.
Pero no es sólo una aversión al azúcar. Las cucarachas expuestas a la fructosa estaban contentas de participar de su dulzura.
Cucarachas con aversión a la glucosa que se vieron obligados a comerla se negaron a ingerir el azúcar, similar a un niño que escupe la comida de sabor amargo. Cucarachas normales, por su parte, estaban dispuestos a comer la glucosa.
 
El coautor del estudio Dr. Jules Silverman, profesor de Entomología de NC State, descubrió la aversión a la glucosa y describió su patrón de herencia hace más de 20 años. “Es muy gratificante que ahora entendemos el mecanismo neuronal que subyace a este comportamiento inusual, de adaptación”.
 
Las cucarachas con aversión crecen más lentamente que las cucarachas normales en el laboratorio, donde no hay estrés nutricional. “Ahora queremos entender cómo este rasgo persiste en la naturaleza, donde el suministro de alimentos es probablemente limitada”, dijo Silverman. “Las cucarachas tienen que adaptarse a un suministro de alimentos variados y poco fiable, y la aversión a la glucosa pone una restricción adicional en la obtención de una adecuada nutrición.”
 
Schal dice que la carrera armamentista en control de plagas ha sido en su mayoría ganada por las plagas al lograr resistencia a los mismos insecticidas. Este trabajo, sin embargo, muestra una carrera armamentista que incluye la resistencia de comportamiento a ciertos tipos de alimentos – en este caso, la glucosa.
“La mayoría de las veces, los cambios genéticos, o mutaciones, causan la pérdida de la función”, dice Schal. “En este caso, la mutación dio lugar a la ganancia de una nueva función – activación de los receptores amargos cuando se introduce la glucosa. Esto le da a la cucaracha un nuevo comportamiento que es increíblemente adaptable. Estas cucarachas acabaron por delante de nosotros en la carrera de armamentos “.
 
En el siguiente video se muestra esta reacción, por un lado las cucarachas normales y del otro las que desarrollaron aversión a la glucosa.
 
Fuente: News Room, North Carolina State University.




10° Jornadas para Empresas de Control de Plagas

5 07 2013
El Martes 14 y el Miércoles 15 de Mayo asistimos a las Décimas Jornadas Técnicas Integrales para Empresas de Control de Plagas auspiciadas por la división Salud Ambiental de la Empresa CHEMOTECNICA.
 Jornadas-2013
En donde se presentaron temas como:
Biología, identificación y manejo de roedores.
La inspección como clave en el manejo integrado de plagas.
Manejo de insectos que atacan la madera.
Control de jejenes en cursos de agua.
Avances en el conocimiento de la resistencia a insecticidas en cucarachas.
Métodos de control de plagas en estados inmaduros.
Manejo de plagas en granos almacenados.
Técnicas de control de hormigas en interiores y peridomicilios.
Higiene rural.
Utilización eficiente de las herramientas en el manejo de palomas.
Investigaciones sobre la chinche de la cama en Argentina.
Situación de las enfermedades transmisibles por vectores.
Que estuvieron a cargo de especialistas como:
Ing. Agr. María Inés Mari ( Argentina )
Med. Vet. Ricardo Ituarte Soto ( México DF, Mexico )
Dr. Ted Granovsky ( Texas, USA )
Dr. Paulo de Tarso R. Vilarinhos ( Brasil )
Tca. Emilia Seccacini y Dra. Claudia Vassena ( CIPEIN, Argentina )
Dr. Roberto Carballo ( Montevideo, Uruguay )
Ing. Agr. Mirko Baraga ( Codoba, Argentina )
Ing. Agr. Agustín Weskamp ( Argentina )
Francisco Nuche ( Gran Bretaña )
Dr. Héctor Coto ( Ministerio de Salud de la Nación, Argentina )
Agradecemos especialmente al Ing. Rodrigo González Llanos de Chemotecnica y a todo su equipo por contribuir a que sigamos capacitándonos y así mejorar cada día el servicio que brindamos a nuestros clientes.




Cuando el Raid no mata a las Cucarachas

21 03 2013
Existen ocasiones en que los insecticidas hogareños en aerosol de uso general, como el raid para cucarachas o cualquier otra marca, no logran exterminar a estas plagas.cucaracha grande 3
Todos los productos insecticidas de uso general, sean aerosoles, cebos, geles o líquidos, están elaborados para que sea muy difícil llegar a intoxicarse con ellos.
Dejemos de lado a las personas que descargan un raid completo en un ambiente cerrado y se quedan adentro. Obviamente no leyeron las instrucciones en la etiqueta del producto por estar alterados ante la aparición de las desagradables cucarachas.
Esto se logra al colocar dosis muy bajas del compuesto activo.
El raid es un buen producto, pero diseñado para controlar situaciones donde existen pocas cucarachas.
Normalmente, cuando se empiezan a ver más cantidad de insectos también se incrementa el uso de estos insecticidas hasta el punto en que ya no les hace efecto.
Esto es conocido como RESISTENCIA A INSECTICIDAS.
El control químico con insecticidas está actualmente limitado por el desarrollo de resistencia, la cual ha sido demostrada en un amplio rango de insecticidas que incluyen organoclorados, organofosforados, carbamatos y recientemente piretroides, y ésta se traduce en una disminución de la efectividad del producto que lleva a fallas de control en campo.cucaracha alemana bajo mesada 28
La aparición de resistencia en una población se debe al resultado de la interacción insecto plaga-insecticida en determinado ambiente.
La resistencia puede ocurrir mediante mecanismos fisiológicos, bioquímicos y modificaciones de conducta de una población o especie.
En esta interacción se seleccionan individuos que por distintos mecanismos bioquímicos y fisiológicos son capaces de tolerar mayores dosis del compuesto. En algunos casos, más de un mecanismo puede estar presente en una población, situación conocida como multi-resistencia.
Surge como resultado de cada interacción insecto-insecticida, focos o cepas resistentes.
Como esta capacidad está determinada genéticamente, es heredable a nuevas generaciones que seguirán sobreviviendo al tratamiento con insecticida mientras seguirá disminuyendo la proporción de individuos susceptibles en la población.
De esta manera el insecticida actúa como una fuerza selectiva poderosa que concentra en la población individuos resistentes.
Cabe aclarar que no es el insecticida el que produce cambios genéticos que determinan resistencia.
Los genes que confieren resistencia existen en el genoma de la población como un carácter preadaptativo y la capacidad de desarrollo de resistencia depende de la variabilidad genética de la especie.
Cipermetrina fue uno de los primeros piretroides en ser ampliamente usado para el control de B. germanica por los profesionales del control de plagas, siendo también uno de los primeros piretroides que desarrollo fallas de control causada por resistencia en poblaciones de campo.
Barreras de penetración, es un mecanismo de resistencia a compuestos lipofílicos en general por lo que afecta a la mayoría de los grupos de insecticidas, donde hay un decaimiento en la penetración cuticular.
Detoxificación metabólica en piretroides, organofosforados y carbamatos (citocromo P-450-monooxigenasa dependiente y enzimas hidrolíticas.
La insensibilidad nerviosa a insecticidas ciclodienos, este mecanismo provee resistencia cruzada a todos los ciclodienos.
Resistencia a piretroides y a DDT conocida como kdr (knock-down resistance) insensibilidad, actuando sobre canales de sodio.
La resistencia fisiológica predomina sobre la resistencia por conducta en poblaciones seleccionadas por medios convencionales, sin embargo alteraciones de la conducta que afecten la respuesta hacia insecticidas pueden acompañar, el desarrollo de resistencia fisiológica. Por ejemplo, la resistencia por conducta en una falla de control con hidrametilnona, cebo que contiene glucosa, resultando en una aversión a la glucosa en campo y laboratorio.
En muchos casos surge resistencia no sólo hacia el plaguicida en uso sino también hacia otros plaguicidas de estructura y modo de acción similares. Esta resistencia cruzada es el fenómeno por el cual el mecanismo desarrollado por una población de insectos para resistir al insecticida usado para su control, le confiere además resistencia a otros insecticidas no presentes en el ambiente.
Se ha reportado principalmente entre insecticidas que tienen el mismo modo de acción, esto es entre los del mismo grupo (fosforados entre sí, piretroides entre sí, etc.) o entre grupos del mismo modo de acción (fosforados y carbamatos, piretrinas). También se ha detectado entre insecticidas que son atacados por similares caminos degradativos, principalmente por las oxidasas de función mixta (MFO) que afectan a casi todos los compuestos.
La resistencia cruzada es uno de los principales obstáculos en la búsqueda de insecticidas alternativos para el control y la responsable que muchos nuevos productos encuentren resistencia a campo antes de su primera aplicación.
Considerando que el desarrollo de resistencia es una adaptación evolutiva de una población a un cambio ambiental y que esta característica adaptativa es permanente, es importante conocer el nivel de resistencia alcanzado por la población para elaborar estrategias de manejo.
La falla de control a campo puede indicar que los insectos desarrollaron resistencia a determinado insecticida.
Esta información deja en claro que cuando las poblaciones se incrementan no es recomendable seguir aplicando Raid u otro producto insecticida de uso general y dar paso a las Empresas de Control de Plagas que están capacitadas y tienen la experiencia y el profesionalismo para revertir estas situaciones.
Fuentes: Darío Rubén Taiariol     Ingeniero Agronomo. Magister en Control de Plagas.




Plásticos con Efecto Insecticida y Repelente

26 12 2012
El proyecto Inseplatex acaba de concluir con éxito después de dos años de trabajos de investigación tras los que se ha conseguido obtener plásticos y tejidos con prolongados efectos repelentes e insecticidas eficaces contra moscas, mosquitos, hormigas y cucarachas.
El reto más importante, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, era conservar la integridad de estas sustancias durante la fabricación de los productos para garantizar su liberación controlada y prolongada en el momento en el que llegan al usuario final.
Para ello, los socios del proyecto Inseplatex (AIMPLAS,Tecnalia y Leitat) han desarrollado una nueva metodología para incorporar los repelentes y biocidas en plásticos y tejidos sin que se degraden como consecuencia de los 200 grados a los que se somete el plástico durante los procesos de transformación. Consiste en realizar adsorber estas sustancias en “carriers” adecuados. De esta forma, se regula el tiempo de liberación prolongando la vida útil del articulo final, además de esta manera, cuanta mayor cantidad de insecticida o repelente se añade más prolongado en el tiempo es su efecto.
Tejidos de plástico
Por su experiencia en termoplásticos, AIMPLAS ha sido el centro tecnológico responsable de resolver la fabricación de bolsas de plástico, aunque esta tecnología podría haberse aplicado a otro tipo de artículos, como mosquiteras, contenedores de basura, mobiliario de jardín, tuberías y otras piezas de plástico. Incluso sustituir los repelentes e insecticidas por aromas y perfumes.Inseplatex
Este método es incluso valido para la obtención de hilo o de rafia pudiendo dar lugar a tejidos con capacidad insecticida. Estos tejidos, que pueden tener diferentes velocidades de liberación y menor o mayor duración del efecto.
Potenciales aplicaciones podrían ser: prendas para uso profesional o para situaciones de emergencia como terremotos, campos de refugiados y otras crisis humanitarias, tiendas de campaña, lonas de rafia etc…
AIMPLAS participa junto con los Centros Tecnológicos nacionales CIDEMCO y LEITAT, en el proyecto INSEPLATEX, cuyo principal objetivo es desarrollar plásticos y tejidos con efecto repelente e insecticida.
Esta iniciativa se encuentra apoyada por el Ministerio de Ciencia e Innovación y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).
Actualmente, en el mercado existen algunas soluciones de este tipo para textiles, aunque aún con considerables carencias por cubrir. Sin embargo, en los plásticos, no hay experiencias significativas, y representa un gran desafío incorporar ingredientes biocidas a este material, pues deben tenerse en cuenta muchos factores para que el activo se reparta y actúe de manera homogénea en la zona deseada y no se degrade o pierda actividad debido a las condiciones del propio proceso de fabricación, como por ejemplo las altas temperaturas.
Pero sin duda el principal reto del proyecto son las tecnologías destinadas a proporcionar una funcionalidad o prestaciones específicas, es decir, a conseguir que el producto actúe como nosotros queremos y durante el tiempo que queremos.
Un ejemplo práctico podría ser la ropa para uso profesional (EPIs). En este caso la propia acción del calor corporal podría activar la liberación del activo y así, el efecto repelente (pues no sería lógico que esta prenda de ropa repeliera insectos cuando estuviese guardada en un ropero). Esta funcionalidad diseñada ayudaría además a que la duración de los efectos se prolongue en el tiempo.
¿A qué plagas se enfoca?

cucaracha grande 3

Las plagas a las que el proyecto se dirige son tanto insectos voladores como rastreros. En concreto se trabajará con moscas, mosquitos, cucarachas y hormigas. Estos insectos constituyen las plagas urbanas más representativas de nuestro entorno y algunas de ellas son potencialmente peligrosas para la salud humana.
En el caso de las cucarachas, la transmisión de enfermedades a las que se les asocian, es su principal amenaza.
Las hormigas por su lado, representan a una de las plagas emergentes más preocupantes, si bien no se han descrito problemas significativos sanitarios debido a su presencia.
linipithema 14

 

En cuanto a los insectos voladores, tanto las moscas como los mosquitos no sólo son insectos molestos, las moscas son además transmisoras de enferm
edades infecciosas de tipo bacteriano, mientras que en el caso de los mosquitos pueden ser vectores de enfermedades muy peligrosas (malaria, dengue, fiebre amarilla,…).
Aunque estas enfermedades sean llamadas tropicales, la reciente introducción en la zona mediterránea española del mosquito tigre amenaza a nuestra población de un posible riesgo de introducción de este tipo de enfermedades.

Mosquito dengue grande 2

En función del tipo de funcionalidad que se desee para un producto en concreto deberá plantearse un efecto repelente o insecticida.
Tanto en plásticos como en textiles, nos encontramos con multitud de situaciones donde es necesario disuadir o repeler tanto insectos voladores como rastreros (p.e. mosquiteras, cortinas, ropa, bolsas y contenedores de basura, tuberías de desagüe, etc.).

En otras, podría incluso ser interesante eliminar organismos que puedan suponer un nuevo foco de una plaga, como por ejemplo, larvas de mosquitos en contacto con textiles ó plásticos en contacto con el agua.

Fuente: AIMPLAS,Tecnalia y Leitat.




Comportamientos Especiales de las Cucarachas

27 06 2012
Las leyes fundamentales de escala en biología revelan por que los animales pequeños tienen la oportunidad de emplear maniobras que simplemente son inviables para los de mayor tamaño.

Las cucarachas pueden correr por superficies verticales a gran velocidad debido a su gran fuerza en relación con su peso, y la capacidad de su patas para acoplarse a las superficies. Las características de las garras de estos animales les permiten correr incluso boca abajo.

El estudio de la cucaracha Periplaneta americana a altas velocidades ( 62,1 centímetros por segundo ) a lo largo de una pista inclinada muestra, para nuestra sorpresa, que el animal no se arroja al vacío, sino que exhibe un comportamiento nuevo, una inversión rápida, usando sus patas traseras para girar por debajo del borde.
Los vídeos muestran primero los movimientos a velocidad normal en forma repetida y luego en cámara lenta.
Con las garras las cucarachas ejecutaron una oscilación pendular experimentado máximas de 3,8 G, o sea 3,8 veces la aceleración de la gravedad terrestre durante el movimiento. Comparativamente, se necesita un mínimo de 3 G para que se accionen los airbag de un automóvil.
En aproximadamente una cuarta parte de los ensayos, las cucarachas utilizaron una sola pata para realizar la maniobra sin cambios detectables en el rendimiento. Los animales corrían a toda velocidad fuera de la pendiente, sin necesidad sustancial de frenado.
Las cucarachas son de carácter gregario, es decir que viven en grupo, lo cual aumenta las probabilidades de cada individuo de acceder al alimento y refugio.
La elección entre diferentes sitios que ofrezcan condiciones similares la realizan en base a el tipo de refugio para evadir depredadores, a la ubicación y calidad del alimento disponible para asegurar la supervivencia del grupo pero que a la vez no sea excesivo para competir con otros grupos, la comparación directa por parte de los miembros entre varios sitios, la atracción social por presencia de sus congéneres y la iluminación.
Las probabilidades de permanecer en una vivienda aumentan con la oscuridad, ya que la luz tiene un efecto negativo sobre su crecimiento.
La inteligencia colectiva de las cucarachas puede discriminar entre diversas alternativas y seleccionar la más adecuada para el grupo lo que les permite resolver problemas que están más allá de la capacidad de cada individuo de la colonia.
Con las cucarachas Blattella germánica se ha demostrado que machos y hembras basan su elección de pareja en diferentes criterios y que la elección se produce en diferentes etapas durante la secuencia de apareamiento evitando la endogamia.
Los machos evalúan su relación con las hembras a través de contactos antenales antes de decidir, preferentemente por las no hermanas. Por el contrario, las hembras basan su elección hacia los machos por los de más vigor en el cortejo que pasaron a ser los no hermanos. Esta selección garantiza la calidad y cantidad de huevos por ooteca y la longevidad de sus crías.
Fuente: PLoS ONE (Public Library of Science).




Enfermedades Infecciosas: PESTE NEGRA

29 03 2011

MUY CERCA DE NOSOTROS.

Esta peste es una enfermedad infecciosa que afecta tanto a animales como a seres humanos. Es causada por la bacteria Yersinia pestis, que se encuentra en los roedores y sus pulgas.
Cuando mencionamos la peste negra parece que solo recordamos la historia de su paso por la Europa medieval del siglo XIV con la imagen de la parca llevándose los cadáveres.
Sin embargo, la peste negra, hoy sigue provocando muertes en África, Asia y América.
El último brote padecido en Sud América ocurrió en Perú, en la provincia de Ascope, donde, desde Mayo hasta Noviembre de 2010 se registraron oficialmente 31 casos de los cuales 5 resultaron fatales. Del total de casos, 25 son de peste bubónica, 4 de peste neumónica y 2 de peste septicémica.
La peste negra puede tener varias formas, que pueden ocurrir de manera separada o en combinación, dependiendo de las circunstancias:
• La peste pulmonar ocurre cuando la Y. pestis infecta los pulmones. Este tipo de peste puede propagarse de persona a persona a través del aire. La transmisión puede ocurrir si una persona inhala bacterias aerolizadas, lo que es posible en un ataque terrorista. La peste pulmonar también puede propagarse al inhalar la Y. pestis suspendida en las gotas minúsculas que se forman en las vías respiratorias de una persona (o animal) que sufre de peste pulmonar. Para infectarse de esta manera, por lo general se requiere que una persona esté en contacto directo y cercano con una persona o animal enfermo. La peste pulmonar también puede darse si una persona que sufre de peste bubónica o peste septicémica no recibe el tratamiento pertinente y la bacteria entra a los pulmones.
• La peste bubónica es la peste más común. Esto ocurre cuando una pulga infectada pica a una persona o cuando ésta se infecta con materiales contaminados que entran por algún corte en la piel. A los pacientes se le hinchan y duelen los ganglios (llamados bubones), tienen fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y se sienten débiles. La peste bubónica no se propaga de una persona a otra.
• La peste septicémica ocurre cuando la bacteria de la peste se multiplica en la sangre por sí sola o a consecuencia de una complicación de la peste pulmonar o bubónica. Cuando ocurre pos sí sola, se da de la misma manera como se da la peste bubónica, pero, no se forman bubones. Los pacientes presentan fiebre, escalofríos, postración, shock y hemorragia en la piel o en otros órganos. La peste septicémica no se propaga de una persona a otra.
La bacteria se encuentra naturalmente en roedores silvestres y sus pulgas, pero la infección puede llegar a las ratas sinantrópicas y extenderse a ambientes urbanos, con las consecuencias sanitarias implícitas. Esto sucede fundamentalmente mediante el contacto con la Rata Negra o del Tejado (Rattus Rattus), la Rata Gris o de Cloaca (Rattus Norvegicus) y con el Ratón Casero o Laucha ( Mus Musculus)
En el caso de Perú, los roedores silvestres llegaron a las ciudades escapando de la quema de plantaciones de caña de azúcar donde tenían sus madrigueras.
Durante un brote de peste se pide a la población “no matar las ratas” ya que esto provocaría que las pulgas no tengan su huésped natural y buscarían otro en su reemplazo, como por ejemplo, las personas o sus mascotas.
El gobierno de Perú destinó una partida especial del presupuesto para controlar la peste.
Cerca del 80% de este presupuesto se destinó a la adquisición de plaguicidas y equipos, teniéndose previsto  adquirir 37 mil kilos de plaguicida para el control de las pulgas que transmiten la enfermedad.

Historia:
El primer relato indudable de la peste bubónica es la “Gran Peste de Justiniano”. La Primera Pandemia de Peste Bubónica se originó probablemente alrededor del año 532 DC en Egipto y se extendió por el Oriente Medio y el Mediterráneo en los años siguientes, llegó a Turquía, Constantinopla y Grecia en el año 541/542 DC, a Italia en el año 543 DC, y en los territorios de Francia y Alemania  545/546 DC.  Ocasionó la muerte del 50 % de la población de esa época.
Es en el siglo XIV cuando la peste bubónica cobró millones de víctimas, dando inicio a los primeros organismos de salubridad. La Segunda Pandemia, también conocida como la “Muerte Negra o gran pestilencia”. Esta apareció en 1334 en China y luego se extendió hacia el oeste a lo largo de las grandes rutas comerciales en Tauride en el Mar Negro y, finalmente, a Constantinopla. Desde la India llegó a través de la guerra de Crimea en 1347 y fue importado después a Venecia, Génova y Sicilia. La enfermedad se propagó poco a poco e inevitablemente de pueblo en pueblo por las ratas y los seres humanos infectados, o más rápidamente de un país a otro mediante buques, se calcula mató  de 20 a 30 millones de personas en Europa (más de un tercio de la población europea), reduciendo la población mundial estimada desde 450 millones hasta 350 ó 375 millones en el año 1400.
En el siglo XIX, la peste permaneció en Oriente, su lugar de origen. Entonces, la Tercera Pandemia probablemente se originó en la provincia china de Yunnan hacia 1855 y se extendió a la costa sur de China, causó varios brotes más pequeños. Pero en 1897 regresó afectando a casi toda Europa y luego hacia los demás continentes; entre los años 1894 y 1903, la peste había entrado en 77 puertos en los 5 continentes. En los primeros años de esta tercera pandemia la enfermedad ocasionó la muerte de 12 millones de personas en la India y China.
El comercio posibilitó el ingreso de la peste bubónica a América a fines de 1899, haciendo su aparición en este continente por primera vez en Paraguay, convirtiéndose en el primer país afectado. La epidemia se inició en Asunción y Santos, extendiéndose en forma brusca. La propagación de esta enfermedad fue rápida, afectando en forma simultánea a Brasil y Argentina entre ese mismo año y principios de 1900, afectando las ciudades de Rosario, Santa Fe, Buenos Aires y Río de Janeiro.  Chile y Venezuela fueron dos de los últimos países afectados; en mayo de 1903, estalló en Iquique  la Peste bubónica que afectaría Chile, Se presume que las ratas portadoras del mal chileno subieron en el Callao y desembarcaron en Iquique y Valparaíso. En Venezuela apareció por primera vez en 1908, al parecer fue importada desde Trinidad.
La foto muestra las lesiones que provoca la enfermedad y la razón de su nombre popular. PESTE NEGRA

Medicscientist

        Vídeo de la Peste Negra