Riesgos de la Venta al Público de Raticidas

7 08 2017

geltek-bloque

Los venenos usados para el control de roedores están ampliamente disponibles para su compra por el público en general en variados tipos de comercios como ferreterías, supermercados, viveros, etc.

 

 

 

La mayoría de este público en general no cuantifica ni califica el riesgo directo o potencial que tienen este tipo de venenos ya sea por ignorancia, negligencia, subestimación, etc.

A menudo, cuando realizamos trabajos de control de roedores, visitamos casas o edificios donde los propietarios colocaron previamente cebos en bloque o granulado ubicados en lugares de fácil acceso para niños o mascotas, como por ejemplo encima de la heladera, en un rincón del piso o guarda lo que le sobró en un cajón o alacena de la cocina o el lavadero.

Los venenos más comúnmente usados son cebos compuestos por una mezcla de sustancias comestibles como cereales, grasas mezclados con el veneno raticida.

Los cebos tienen la función de atraer a los roedores por medio del olor emanado por esas sustancias comestibles y que los coman.

Estos cebos tienen incorporado una sustancia amargante para prevenir la ingesta por humanos o mascotas, pero se da la excepción con niños pequeños que no han desarrollado todavía el sentido del gusto, siendo común el hecho que los confunden con golosinas, y también en perros que por glotones se los tragan sin dar la oportunidad de actuar al amargante.

A continuación, un ejemplo real de las consecuencias:

“Los niños del Jardín Nucleado N° 0-180, con sede en las instalaciones de la escuela N° 1-713 UniCEF Argentina, ubicada en San Javier, Rodeo de la Cruz, Guaymallén, Mendoza fueron intoxicados luego de consumir veneno para ratas durante una salida extra escolar.

La noticia nos llegó a través de las redes sociales y fue confirmada por la Dirección General de Escuelas, que brindó más detalles acerca del insólito episodio sucedido el pasado 28 de mayo, en la sala de 4 y 5 años del turno tarde de dicho establecimiento.

El pasado lunes 29 de Mayo de 2017, por el “Día Nacional de los Jardines de Infantes” los padres organizaron un festejo con familiares y alumnos. Al mismo, asistieron familiares con comida y dulces para celebrar.

Pero lo que nadie se imaginó es que habían cupcakes que estaban decorados con veneno para ratas.

El mismo lunes en horas de la noche, la familia que llevó las masitas contaminadas se percató del grave error que, según cuentan, fueron elaborados por la abuela de una de las alumnas que confundió el veneno de rata con confites de decoración.

En ese momento los familiares llamaron a las autoridades del jardín para explicar lo lo sucedido, e inmediatamente la maestra y la directora de la institución se comunicaron con los padres de los niños y éstos llevaron a los pequeños a diferentes hospitales donde fueron atendidos.

Finalmente, los niños no sufrieron daños y se encuentran a salvo. Por suerte, lo que podría haber resultado en tragedia no pasó a mayores.”

StormEstos cebos raticidas son anticuagulantes, es decir que actúan sobre la dinámica del sistema sanguíneo bloqueando su normal coagulación y provocando la muerte del animal por shock hemorrágico luego de 2 a 7 días de haberse ingeridos.

El movimiento de los rodenticidas en el organismo o toxico genética comprende la absorción o biodisponibilidad, o sea, la dosis y velocidad de ingreso al organismo del tóxico, que en el caso de los raticidas se absorben por el aparato gastrointestinal alcanzando en ratas concentraciones de entre 0,03 a 0,05 microgramos por mililitro en plasma dentro de las 4 horas.

Luego comienza la distribución hacia todo el organismo.

Sigue la biotransformación donde el toxico se concentra en el hígado llegando a su máximo a las 50 horas y durando hasta las 96 horas promedio cuando es excretado en forma parcial.

Rata-en-cañeriaCuando cualquier persona tiene problemas por presencia de roedores es comprensible que quiera resolverlo de inmediato y recurrir a el veneno más letal para ratas posible.

Sin embargo, hay un porque en el desarrollo de estos cebos y de su tiempo de acción.

Las ratas, normalmente, son muy desconfiadas de las cosas nuevas en el entorno que dan por conocido, lo que se llama neofobia.

Si hay varias envían a una como testigo para inspeccionar y consumir los nuevos alimentos que encuentran. Si este testigo muere en poco tiempo las demás advierten que ese alimento no es aceptable y buscarán otros. Si, en cambio, no padece ninguna alteración las otras ratas empezaran a comer con confianza.

Esto también es aplicable a las trampas y a los venenos instantáneos (actualmente prohibidos).

Como excepción a este comportamiento se dan casos de buen control con trampas de lauchas y crías de ratas por carecer de esa característica neofobica.

El tiempo que tardan los cebos anticuagulantes en hacer efecto es a la vez un pequeño seguro contra accidentes como el mencionado de Mendoza ya que, al ser advertida la ingesta, otorga la oportunidad de recurrir a la asistencia médica en el caso de las personas y a la asistencia veterinaria en el caso de las mascotas, teniendo como antídoto a la vitamina K1.

Fuente: Biología y control de ratas sinantropicas de Héctor Coto.

El Nueve.com

 

 

 

Anuncios




Alarma por Aparición de Alacranes

21 02 2017

Fumigaciones PROPARK
escop1

En los últimos días aparecieron en los medios casos de p
icaduras o invasión de ambientes de Alacranes (o escorpiones) que, lógicamente, causaron alarma en todo Buenos Aires.

Un niño de 5 años se recupera favorablemente en la sala de terapia intensiva del Sanatorio Güemes, luego de haber sufrido la picadura de un alacrán en el cuello mientras dormía en su casa del barrio porteño de Palermo, durante la madrugada del 7 de enero pasado.

Logró recuperarse de cuatro paros cardíacos que sufrió como consecuencia del veneno del insecto. A las 5 de la mañana el nene se despertó llorando y empezó a retorcerse en la cama.

Al llegar al sanatorio, el pequeño tenía náuseas e intoxicación por lo que fue internado directamente para atenderlo con urgencia.

No es la primera vez que a Tobías le ocurre esto. Hace tres años también sufrió una picadura por la que estuvo en “observación” en el mismo sanatorio, mientras su esposa fue picada hace dos o tres meses.

Operarios del Subte D han encontrado a uno de estos insectos caminando por los azulejos de los vestuarios de la estación 9 de Julio y otro en el andén de la estación Bulnes.

Los subtes son ambientes ideales para el desarrollo de los alacranes: temperatura constante, oscuridad, y, por sobre todo, un abundante menú de cucarachas, su principal fuente de alimento.

Los trabajadores del subterráneo afirman que los vagones se fumigan una vez al mes, aunque, evidentemente no se hace lo mismo con los túneles.

En un edificio ubicado en Avenida del Libertador y Montevideo, pleno barrio de Recoleta, los propietarios, se vieron invadidos por alacranes saliendo de las rejillas o sumideros.

En los próximos días, seguramente, se seguirán conociendo nuevos casos.

Sobre todo, si las condiciones climáticas de temperaturas superiores a 30 grados y alta humedad se siguen dando.

En cuanto a su fumigación se debe decir que no es una tarea sencilla y mayormente solo reservada para empresas de control de plagas con la debida experiencia.

Esto es debido a la biología y comportamiento de los alacranes y el funcionamiento químico de los insecticidas.

Los alacranes pertenecen al grupo de los Arácnidos, es decir son “parientes cercanos” de las arañas y como estas se pueden eliminar por contacto directo con insecticidas comunes.

Pero el problema se presenta cuando no se les puede aplicar directamente, en cuyo caso el insecticida tiene que ser muy residual para controlar los alacranes igual que las arañas.

La mayoría de los insecticidas comunes actúan atacando el sistema nervioso de los insectos. La primera reacción va a ser la hiperactividad, o sea, que el insecto empieza a moverse cada vez mas rápido. Algo muy observable cuando se aplica Raid a una cucaracha, por ejemplo.

Muchos de estos insecticidas son elaborados en base a solventes (normalmente con olor) que provocan que los insectos salgan de sus escondites.

Esto último es lo que no se debe hacer con los alacranes para así evitar el contacto con las personas y mascotas o la invasión de ambientes.

Por ello deben aplicarse insecticidas muy residuales elaborados en base a agua (normalmente sin olor).

Estos van a actuar después que el alacrán camine por encima de la zona tratada, trabajando de forma más lenta, pero más segura.

Una complicación que se presenta al querer controlar insectos en desagües es la circulación de agua ya que va lavando el producto aplicado.

Como norma de la naturaleza, todo insecto o animal se va a reproducir tanto como la disponibilidad de alimento, agua y refugio lo permitan. Si hay poca comida van a tener pocas crías, si hay mucha comida van a tener muchas crías.

Al realizar la fumigación o control de cucarachas y otros insectos de los cuales se alimentan los alacranes se estará haciendo un control poblacional de estos últimos.

Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado.

La mayoría de los accidentes por alacranes, o también llamados escorpiones, se producen en el domicilio por lo cual las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar el ingreso de los mismos a la casa y tener precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Protección personal

Revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados.

Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.

Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.

Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.

Protección intradomiciliaria

Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.

Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras

Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.

Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos

Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes

En el ámbito peridomiciliario

Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas) que sirven de alimento a escorpiones.

Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.

Los alacranes pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas)

Pueden utilizarse aves de corral (patos, gansos, gallinas) como predadoras de los escorpiones

Como última alternativa y con asesoramiento especializado, se usará la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad por personal entrenado.

Síntomas ante una picadura de alacrán:

Taquicardia/palpitaciones

Dificultad respiratoria

Presión precordial (dolor en el pecho que puede extenderse al brazo, cuello, estómago o espalda)

Salivación

Lagrimeo

Temblores

Vómitos

Diarrea

En la mayoría de los casos, en los que solamente se presentan manifestaciones locales, es suficiente la observación clínica durante un periodo de aproximadamente 6 (seis) horas y no requieren internación ni utilización de antiveneno.

Cuando se produce un envenenamiento sistémico (moderado o grave), es necesaria la internación, en unidad de terapia intermedia o intensiva, donde se pueda realizar monitoreo cardiaco continuo y control estricto del medio interno. Es primordial la pronta aplicación del antiveneno.

Es fundamental actuar con rapidez y trasladar al paciente al centro de salud más cercano lo antes posible dado que la medicación es más efectiva si se aplica antes de transcurridas las dos horas del accidente.

No realizar tratamientos caseros.

Colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona.

En los adultos la picadura no suele ser de gravedad, por lo que en general NO es necesario el uso de antiveneno específico.

La mayoría de las veces es suficiente calmar el dolor.

Se debe mantener la observación clínica durante seis horas.

En los niños, sobre todo pequeños, frecuentemente el cuadro general es más grave, por lo que, independientemente del cuadro clínico o de la aplicación del antiveneno, deben preferentemente ser ingresados a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

En lo posible llevar el escorpión para ser identificado.

A nivel nacional las provincias con más altas tasas son Tucumán, Catamarca, Jujuy, La Rioja, Santiago del Estero y Córdoba.

Hasta la 49ª semana epidemiológica de 2016 se registraron los siguientes casos confirmados:

CABA: 3 ; Buenos Aires: 6 ; Córdoba: 1193 ; Entre Ríos: 261 ; Santa Fe: 572 ; Mendoza: 0 ; San Juan: 24 ; San Luis: 15 ; Corrientes: 86 ; Chaco: 75 ; Formosa: 22 ; Misiones: 86 ; Catamarca: 439 ; Jujuy: 315 ; La Rioja: 179 ; Salta: 120 ; Santiago del Estero: 507 ; Tucumán: 2300 ; Chubut: 1 ; La Pampa: 0 ; Neuquén: 2 ; Rio Negro: 7 ; Santa Cruz: 0 ; Tierra del Fuego: 0.

Mas información sobre alacranes.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.

www.perfil.com

www.infobae.com

Fumigaciones PROPARK