Desratización

La desratizacion se basa en la captura o eliminación  de los roedores por atracción.

A dicha atracción se la denomina cebado y puede consistir en los siguientes procedimientos:

Cebos rodenticidas: formulaciones sólidas aplicadas en estaciones portacebo, tubos o bandejas testigo dependiendo de la instalación a tratar.

Jaulas y trampas mecánicas.

Estaciones preparadas con pegamentos especiales para los roedores.

Cuando se ha detectado una madriguera en un lugar controlado es posible la aplicación de cartuchos fumígenos.

El proceso más adecuado para el control de roedores será definido en la inspección inicial teniendo en cuenta:

Grado de contaminación del lugar.

Focos de infección.

Materiales que corran riesgo de infestación.

Posibles rutas de circulación de los roedores.

Accesos declarados o potenciales de las ratas en el ambiente a tratar.

Los roedores ingresarán y se instalarán o simplemente accederán temporalmente en busca de alimentos para luego retirarse a sus madrigueras.

Edificios linderos o cercanos sufren una infestación de roedores y no se efectúa allí ningún tipo de desratización.

Si hay muchos roedores en el vecindario, las medidas a tomar (exclusiones, procesos, número de operativos, etcétera) serán, en consecuencia, de mayor magnitud.

En los tratamientos a desarrollar en edificios y sus aledaños, se aplicarán todas las medidas de seguridad necesarias para evitar peligros para las personas y sus mascotas. Se utilizarán contenedores porta cebo de seguridad ubicados en zonas inaccesibles, de forma que se evite la manipulación de los mismos por personal ajeno a la empresa.

Productos aprobados por ANMAT, INAL Y SENASA.




A %d blogueros les gusta esto: