Desinsectación

La desinsectación consiste en el control de insectos, arácnidos y demás artrópodos que afectan la calidad de vida del ser humano y sus mascotas.

Para su correcto control se emplean técnicas como:
Exclusión: evitando que las plagas lleguen al lugar a proteger sellando grietas, instalando mallas, etc.
Saneamiento: eliminando fuentes de agua, alimento, refugio y manteniendo una limpieza exhaustiva.
Practicas culturales: almacenar alimentos y otros por lo menos a 15 cm del suelo y de las paredes, que la  temperatura, humedad, iluminación y ventilación sean las adecuadas para esos productos.
Mecánicos: consisten en iluminación, diferencias de temperatura, electrocución, trampas de pegamento o mecánicas, aspiradoras y remoción manual de las plagas.
Plaguicidas: existen varios métodos de aplicación de técnicas de desinsectación con plaguicidas.

Estas varían de acuerdo con la zona a tratar, el grado de dificultad de acceso a esa zona, la característica de la plaga a tratar y los productos a utilizar.
Entre los más importantes encontramos:
la pincelación, la pulverización, la nebulización, la utilización de cebos, y en algunos casos espolvoreo.

Desinsectación




A %d blogueros les gusta esto: