Cucarachas Americanas

Periplaneta_americanaMuchas especies de cucarachas son plagas de suma importancia en la salud pública.

La cucaracha americana, Periplaneta americana, es una de las especies de insectos más grandes que vive muy cerca de los humanos.

Los fósiles encontrados son evidencia de que las cucarachas han existido por más de 300 millones de años.

A pesar de su nombre común, la cucaracha americana fue introducido a los Estados Unidos de América desde África a principios del siglo XVI y desde entonces se ha extendido por todo el mundo.

Prefiere ambientes interiores con acceso a fuentes de alimentos, pero se puede encontrar al aire libre en áreas húmedas, sombreadas y cálidas como también en cloacas y desagües.

Consume una gran variedad de sustratos, con una particular preferencia por la fermentación de alimentos.

También transfiere organismos causantes de enfermedades como bacterias, protozoos y virus y desencadena reacciones alérgicas y asma en ciertas personas.

La cucaracha americana es, por lo tanto, una plaga urbana grave tanto en regiones cálidas como húmedas.

Más allá de ser una plaga, esta cucaracha también es importante en la medicina tradicional china, bien documentada en la enciclopedia médica china.

La cucaracha americana es un carroñero omnívoro y se ha adaptado a los estilos de vida humanos y las fuentes de alimentos. La adaptación al huésped y al medio ambiente está principalmente mediada por la comunicación química y las capacidades para tolerar factores químicos y biológicos, como toxinas o agentes patógenos.

Los sistemas de quimiorrecepción de los insectos proporcionan modelos para comprender cómo los organismos se adaptan a los entornos, ya que se encuentran entre las señales ambientales externas y las respuestas fisiológicas internas.

El ser capaz de identificar los sabores amargos, generalmente se lo considera como un sistema de autoprotección en insectos para tolerar los alimentos amargos y tóxicos.

La evolución de los receptores amargos en Periplaneta americana de reconocer a un gran número de metabolitos secundarios de las plantas puede no solo explicar cómo esta especie omnívora y oportunista es capaz de adaptarse a diversas dietas en una variedad de ambientes, sino también mejorar el valor potencial de esta cucaracha en el contexto de la evolución del hábitat de alimentación, es decir, de omnívoros a herbívoros.

Las cucarachas generalmente viven en áreas húmedas e insalubres y son particularmente aficionadas a la fermentación de alimentos, por lo tanto, tienen numerosas oportunidades para estar expuestos a microbios y patógenos.

Los insectos dependen exclusivamente del sistema inmune innato para combatir los microbios infectados.

En experimentos se inyectaron microbios a cucarachas americanas para medir la actividad antimicrobiana propia del organismo de la cucaracha.

Se encontró actividad antimicrobiana fuerte después de la inyección con Escherichia coli, actividad antimicrobiana moderada con Staphylococcus aureus y débil actividad antimicrobiana con Candida albicans (hongos). En conjunto, estos hallazgos sugieren que las cucarachas tienen anticuerpos de amplio espectro.

La alta plasticidad en el desarrollo es crucial para el éxito de las cucarachas para sobrevivir en muchos entornos.

De todas las especies comunes de cucarachas, la cucaracha americana tiene el tamaño corporal más grande, de hasta 53 mm de longitud.

Es de color marrón rojizo oscuro.

Periplaneta americana ciclo biologico

Tiene tres etapas de desarrollo: huevo, ninfa y adulto.

Los huevos son puestos en cápsulas de color marrón oscuro de unos 8 milímetros de largo.

La hembra los deposita en lugares adecuados cerca de fuentes de comida y en áreas protegidas.

Cada cápsula contiene de 14 a 20 huevos en promedio. Una cápsula se produce, usualmente, cada semana y se aseguran, con secreciones de la boca de la hembra, en lugares escondidos.

La hembra produce de 15 a 90 cápsulas durante su vida.

A temperatura normal, las nínfas salen del huevo entre 50 a 55 días.

Las ninfas jóvenes son de color marrón grisáceo y luego de mudar su piel larval, se tornan marrón rojizo.

La etapa ninfal varía de 160 a 971 días. El número promedio de crías por año es de 800.

Muda, o sea, que se desprende del exoesqueleto para crecer y genera uno nuevo, entre 6 y 14 veces antes de ser adulto.

Tiene el ciclo de vida más largo, de hasta aproximadamente 700 días, con una etapa adulta y reproductiva de hasta 600 días.

La partenogénesis, que es una forma de reproducción donde no interviene la fecundación por un macho, es una estrategia reproductiva común en la cucaracha y las termitas, pero ausente en la cucaracha alemana, una vez más apoyando que la cucaracha americana está más relacionada genéticamente con las termitas que con la cucaracha alemana.

La cucaracha americana tiene una gran capacidad de regeneración de las extremidades durante las etapas de ninfa, que es cuando se realiza la muda, logrando la cicatrización de heridas, la reparación de tejidos y hasta la regeneración de las patas.

Esta cualidad descubierta por los chinos dio lugar al, Kang Fu Xin Ye, un extracto de etanol de la cucaracha americana, desarrollado como un medicamento recetado para humanos para la cicatrización de heridas y la reparación de tejidos, como ulceras, quemaduras y hasta enfermedades cardíacas.

Tenemos que agregar a esto su capacidad de movimiento para correr y girar que es objeto de investigación para el desarrollo de robots.

Fuente: Nature.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s