Conclusiones de la Cumbre de Entomología de Brasil

30 03 2016

La Sociedad Americana de Entomología (ESA) y la Sociedade Entomológica do Brasil (SEB) llevaron a cabo una Cumbre en Maceió, Alagoas, Brasil, el 13 de marzo de 2016 para discutir nuevos descubrimientos en la investigación y las deficiencias de los enfoques actuales para la gestión de la crisis de Aedes aegypti (Ae. aegypti) en las Américas.

Original Title: AaFC5_020a.jpg

A la reunión asistieron más de 60 investigadores, funcionarios de salud pública, entomólogos, expertos en control de vectores, y representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG) y otros organismos para un día de conferencias magistrales, mesas de trabajo, mesas redondas, y otras presentaciones sobre el tema de establecer un nivel sostenible y eficaz de control de Ae. aegypti, transmisor del dengue, Chikungunya, fiebre amarilla, y más recientemente el virus Zika.

El principal objetivo de la Cumbre fue convocar a muchos de los principales líderes del conocimiento involucrados en la investigación y el control de este insecto e identificar las medidas inmediatas necesarias para crear soluciones sostenibles a largo plazo.

Las principales conclusiones son:

Conexión de la ciencia con las comunidades:

Si bien existen deficiencias críticas, indiscutiblemente, la magnitud de la amenaza para la salud pública presentada por la presente especie de mosquitos y los conocimientos básicos necesarios para controlarla, se conocen bien.

El problema real es que hay obstáculos para la aplicación de programas de control que son difíciles de superar, ya que involucran a temas políticos, educativos, sociales y económicos en lugar de temas puramente científicos.

Las enfermedades transmitidas por vectores son a menudo un síntoma de los problemas sociales más amplios.

La biología del Ae. aegypti es bien entendida.

Sabemos que se alimenta casi exclusivamente de los seres humanos en toda su gama y que sus larvas pueden completar el desarrollo en menos de una cucharadita de agua.

El aumento de la urbanización en todo América Latina y el Caribe ha expandido dramáticamente su hábitat disponible, poniendo a millones de personas en riesgo de contraer las enfermedades que transmite.

Muchas comunidades con circulación de la enfermedad tienen zonas con charcos de agua estancada (por ejemplo, drenajes abiertos, cisternas descubiertas) y un saneamiento inadecuado (Por ejemplo, pilas de basura de envases desechados, alcantarillas abiertas) que proporcionan cultivo ideal y alimentación para Ae. aegypti.

A pesar de que algunas comunidades han llevado a cabo campañas exitosas de gestión con recursos limitados, en general, pocas ciudades apoyan las mejores prácticas en la gestión de mosquitos y, a menudo, sin orden o de forma incompleta.

Por otra parte, el comportamiento individual de las personas en estas áreas urbanas a menudo promueve el desarrollo de la población de mosquitos en y alrededor de sus hogares, los cuales suelen ser zonas inaccesibles a las autoridades de control de mosquitos.

El desafío de aprender a controlar el mosquito está involucrando a los residentes de las áreas afectadas para modificar su comportamiento con el fin de reducir la disponibilidad de los sitios de reproducción y reducir la probabilidad de transmisión de enfermedades.

Las campañas efectivas e integradas de reducción del hábitat, las medidas de control de focos, y el monitoreo continuo puede conducir a dramáticos declives en las poblaciones de mosquitos, que en algunos casos se acercan al 95%.

Hay que reconocer que no hay una “bala mágica” para detener este mosquito. Necesitamos desarrollar sistemas de gestión que sean sostenibles durante muchas décadas, así como programas de extensión que se alistan los individuos en todas las comunidades en riesgo a participar en los esfuerzos de gestión.

Acciones recomendadas:

Desarrollar actividades de educación de la comunidad y de comunicación, a la medida de cada país, para obtener el apoyo de las comunidades afectadas para la gestión de Ae. aegypti y tomar acciones para controlar el mosquito y protegerse a sí mismos.

Crear y apoyar los métodos de intercambio de información precisa con las comunidades afectadas apoyada en la ciencia, disipando los rumores e información errónea (a menudo se propaga por los medios de comunicación social) que puede engendrar el miedo y el pánico y retrasar o prevenir respuestas eficaces.

Necesidades fundamentales de investigación:

Los científicos de todo el mundo están compitiendo para desarrollar vacunas, pruebas diagnósticas y tratamientos para Zika, chikungunya y el dengue.

Agencias del gobierno federal en las Américas están destinando recursos para combatir estas enfermedades.

Sin embargo, el desarrollo de pruebas y tratamientos específicos para estas enfermedades virales no nos van a proteger contra las nuevas enfermedades virales emergentes o re-emergentes que pueden ser transmitidos por Ae. aegypti.

Enfermedad por virus Mayaro y fiebre Oropouche, por ejemplo, son enfermedades que muy pocas personas que no sean profesionales o biólogos en medicina tropical han oído hablar en la actualidad, y sin embargo ambos son potencialmente transmitidos por Ae. aegypti.

El virus Mayaro produce una enfermedad de síntomas inespecíficos y subletales, frecuentemente confundida con dengue, con síntomas de artralgias que pueden generar incapacidad laboral.

Los factores de riesgo están asociados a zonas boscosas de la región septentrional de Suramérica y en temporada lluviosa.

El humano puede presentar viremia elevada y se ha demostrado la transmisión experimental en Aedes aegypti, Ae. scapularis y Ae. albopictus, constituyendo un riesgo para la salud pública en centros urbanos y zonas rurales cercanas a focos de virus Mayaro.

La fiebre de Oropuche es una arbovirosis transmitida por especies de Culicoides, mosquitos, tiene un ciclo selvático y otro urbano, comparte las mismas características clínicas con el dengue, pero con escaso compromiso cutáneo y mayor tendencia a la recurrencia.

El primer caso conocido en el mundo fue descrito en 1955, en un paciente febril con malaria que residía en una localidad llamada Vegas de Oropuche de la Isla Trinidad y Tobago. En Brasil fue aislado por primera vez en Belem-Brasilia en 1960, desde entonces se han descrito más de 30 brotes epidémicos, con tasas de ataque mayor al 30% lo que ha generado pérdidas socioeconómicas importantes, tanto para los servicios de salud como para los pacientes.

Desde que el virus de la fiebre de Oropuche fue aislado por primera vez hasta el año 2011, se estimó que por lo menos 500 000 personas habían sido infectadas.

Con la historia como guía, podemos esperar que en el futuro previsible puedan seguir el mismo camino de crecimiento explosivo del Zika y otras enfermedades propagadas en el presente por el mosquito.

En cierto sentido, estas enfermedades no son el problema principal. Se pueden ver como consecuencias catastróficas de la falta de enfoque en el control de vectores.

Cuando centramos nuestra atención en forma colectiva sobre una enfermedad en un momento, estamos ignorando los riesgos reales de estas crisis de salud pública, la propagación de mosquito vectores de estas enfermedades.

Recientemente, muchas naciones han declarado la emergencia para combatir Zika, como lo han hecho algunos condados en Estados Unidos. El gobierno de Obama pidió $ 1.8 mil millones en fondos del Congreso para el combate del Zika, y sin embargo una relativamente pequeña parte de estos fondos de emergencia sería dirigida hacia el control de vectores en las zonas afectadas o para el sostenimiento del manejo de vectores después de que la crisis actual se resuelva.

Indiscutiblemente y urgentemente es necesaria una investigación clínica, mientras tanto el control de vectores sigue siendo una herramienta válida.

En última instancia, si hay menos mosquitos, habrá un menor número de individuos infectados, que mejorarán el éxito de los esfuerzos clínicos también.

Sostenidos esfuerzos para iniciar, mantener y actualizar los programas de gestión de mosquitos, así como incorporar nuevas investigaciones en el desarrollo de nuevos enfoques para la vigilancia de mosquitos y gestión se necesita con urgencia.

Acciones recomendadas:

Llevar a cabo investigaciones sobre las formas más efectivas para integrar las tecnologías actuales y nuevas para la reducción de la transmisión de la enfermedad por Ae. aegypti;

Mejorar la recopilación y difusión de datos sobre la dinámica de poblaciones de mosquitos y en la eficacia de medidas de control, gestión de resistencia a los insecticidas, métodos de muestreo, determinación de umbrales, los esfuerzos de monitoreo, y modelos de población.

Un tema común en la Cumbre fue la necesidad de valorar el control de vectores.

La mayoría de los esfuerzos del gobierno y de las ONG se centran en los retos inmediatos de una enfermedad individual, con un enfoque principal en la investigación clínica destinada a desarrollar nuevas pruebas de diagnóstico, vacunas, y tratos.

Esos son ciertamente elementos importantes del esfuerzo general; sin embargo, el control de vectores es a menudo poco integrado o pasado por alto por completo en estos esfuerzos.
Hay una necesidad de unificar las voces e influenciar a las organizaciones relacionadas con el control de vectores para hablar global y localmente sobre la importancia crítica de la investigación y la aplicación de control de vectores.

Fuente: Sociedad Americana de Entomología (ESA)
Sociedade Entomológica do Brasil (SEB)





Dengue y Zika en Argentina al 1 de Marzo de 2016

30 03 2016

Dengue:

En estas 8 primeras semanas del año se han notificado un total de 19.451 casos de dengue entre confirmados, probables, en estudio y descartados en 22 provincias, de los cuales 7.969 corresponden a casos autóctonos probables o confirmados por laboratorio o nexo epidemiológico en 14 jurisdicciones del país.Que hiciste hoy mosquito

Así mismo se notificaron 1.518 casos con pruebas positivas importados de áreas con circulación viral en las 21 provincias con presencia del vector.
La mediana de oportunidad registrada de la notificación a nivel nacional fue de 1 día entre la toma de muestra o fecha de consulta y la notificación al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud con variaciones provinciales.

Transmisión sostenida:
Se encuentran en curso brotes de dengue con transmisión sostenida en las provincias de Formosa y Misiones en las siguientes localidades:
Formosa: Al menos Clorinda, Formosa y Laguna Naick Neck, con 717 casos notificados en las 5 primeras semanas de 2016. Así como 109 casos probables y confirmados notificados por otras provincias con antecedentes de viaje a esta jurisdicción.
Misiones: Al menos Alem, Puerto Iguazú, Puerto Esperanza, Eldorado, Montecarlo, Colonia Wanda, Garupá, Posadas y Oberá, con 5.911 casos notificados en las primeras 8 semanas epidemiológicas de 2016.
En ambas provincias el serotipo circulante identificado hasta el momento es DEN1.

Transmisión circunscripta a barrios y/o localidades:
Se registran brotes de dengue circunscriptos a barrios y/o localidades en las provincias de Buenos Aires, CABA, Chaco, Córdoba, Corrientes, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero.
En todos los brotes se confirmó serotipo DEN1, con excepción de la Localidad Güemes de Salta con circulación de DEN4,

Casos autóctonos aislados confirmados o probables:
CABA, Buenos Aires, Entre Ríos, Jujuy, Catamarca, Tucumán, Corrientes, Chaco y Santiago del Estero.
En este caso se dieron casos aislados con predominio del serotipo 1 pero también hubo casos de serotipo 4 en provincia de Buenos Aires.
Las jurisdicciones se encuentran realizando las investigaciones de campo correspondientes para determinar la posible existencia de brotes a partir de los mismos.

Casos importados confirmados y probables en provincias con presencia del vector y sin casos autóctonos:
La Rioja, La Pampa, San Luis, Tucumán y Mendoza.


Casos autóctonos confirmados y probables, tasas por 100.000 hab. según departamento y provincia de residencia. SE 1 a 8 de 2016. Argentina.

Provincia Departamento Casos Tasas
Bs As GBA Berazategui 51 14,7
Bs As GBA Hurlingham 13 6,9
Bs As GBA Morón 22 6,8
Bs As GBA Quilmes 28 4,5
Bs As GBA Tres de Febrero 15 4,4
Bs As GBA Lanús* 20 4,3
Bs As GBA Avellaneda* 13 3,7
Bs As GBA Lomas de Zamora 23 3,6
Bs As GBA Florencio Varela 16 3,4
Bs As GBA Esteban Echeverría 11 3,3
Bs As GBA Ituzaingó 5 2,9
Bs As GBA Vicente López 7 2,6
Bs As GBA La Matanza 41 2,0
Bs As GBA General San Martín 7 1,7
Bs As GBA Almirante Brown* 8 1,4
Bs As GBA Merlo 7 1,2
Bs As GBA Moreno 6 1,2
Bs As GBA San Fernando* 2 1,2
Bs As GBA San Miguel 3 1,0
Bs As GBA Tigre* 3 0,7
Bs As GBA San Isidro 2 0,7
Bs As GBA Malvinas Argentinas * 1 0,3
Bs As interior Ensenada 4 6,7
Bs As interior 25 de Mayo* 1 2,7
Bs As interior Pehuajó* 1 2,5
Bs As interior Chascomús* 1 2,2
Bs As interior Cañuelas* 1 1,7
Bs As interior Tandil 2 1,5
Bs As interior San Nicolás 2 1,3
Bs As interior La Plata 9 1,3
Bs As interior Berisso* 1 1,1
Bs As interior Presidente Perón* 1 1,1
Bs As interior Necochea* 1 1,1
Bs As interior Escobar* 2 0,8
Bs As interior Pilar 2 0,6
Buenos Aires Desconocido 13
Buenos Aires Total 345 2,1
CABA Total 148 4,8
Catamarca Valle Viejo* 1 3,3
Catamarca Capital 1 0,6
Catamarca Total 2 0,5
Chaco 25 de Mayo 27 86,7
Chaco Presidencia de la Plaza* 3 22,8
Chaco San Fernando 93 22,1
Chaco Comandante Fernández 19 17,8
Chaco 1º de Mayo* 1 8,7
Chaco Libertad 1 7,4
Chaco Bermejo* 1 3,8
Chaco Libertador General San Martín* 2 3,1
Chaco Chacabuco* 1 3,0
Chaco General Güemes* 2 2,7
Chaco Total 150 13,1
Cordoba Santa María 6 5,5
Cordoba Capital 42 3,0
Cordoba Colón 7 2,7
Cordoba Presidente Roque Sáenz Peña* 1 2,6
Cordoba Tercero Arriba* 2 1,7
Cordoba Calamuchita 1 1,6
Cordoba Total 59 1,7

 

Provincia Departamento Casos Tasas
Corrientes Santo Tomé 73 107,3
Corrientes Ituzaingó 25 76,1
Corrientes Itatí 2 30,6
Corrientes Capital 28 7,2
Corrientes Curuzú Cuatiá* 3 6,3
Corrientes Total 131 12,2
Entre Rios Federación 7 9,2
Entre Rios Total 7 0,5
Formosa Formosa 596 231,1
Formosa Pilcomayo 121 130,3
Formosa Total 717 123,8
Jujuy Santa Bárbara 4 21,5
Jujuy San Pedro 1 1,3
Jujuy Dr. Manuel Belgrano 1 0,3
Jujuy Total 6 0,8
Misiones Capital 5124 1.466,3
Misiones Iguazú 623 679,8
Misiones Candelaria 146 487,8
Misiones Montecarlo 17 43,9
Misiones Eldorado 29 34,1
Misiones Oberá 31 26,9
Misiones Libertador General San Martín* 8 16,2
Misiones 25 de Mayo* 4 14,0
Misiones Concepción* 1 10,0
Misiones Leandro N. Alem 4 8,4
Misiones General Manuel Belgrano* 3 6,2
Misiones Cainguás* 3 5,2
Misiones San Ignacio* 3 5,0
Misiones San Pedro* 1 2,8
Misiones Guaraní* 2 2,7
Misiones Apóstoles* 1 2,2
Misiones Total 6000 504,4
S. del Estero Juan F. Ibarra 13 68,6
S. del Estero Belgrano* 2 19,6
S. del Estero Capital* 5 1,8
S. del Estero Desconocido 1
S. del Estero Total 21 2,3
Salta Orán 113 74,2
Salta Anta 24 37,6
Salta General Güemes 12 23,2
Salta General José de San Martín 32 18,5
Salta Rivadavia* 2 6,0
Salta Capital 6 1,0
Salta Total 189 14,2
Santa Fe San Justo 17 39,6
Santa Fe General Obligado 51 26,9
Santa Fe Rosario 93 7,4
Santa Fe La Capital 22 3,9
Santa Fe San Javier* 1 3,0
Santa Fe Castellanos 4 2,1
Santa Fe Constitución 1 1,1
Santa Fe Desconocido 4
Santa Fe Total 193 5,7
Tucuman Burruyacú* 1 2,4
Tucuman Total 1 0,0

En la provincia de Misiones se encuentran en curso brotes de dengue por serotipo DEN1 que afectan al menos a 9 localidades. La fecha de inicio de síntomas del caso autóctono más antiguo se ubica en la SE44 del 2015. Hasta el momento, la provincia notificó al SNVS 5911 casos confirmados vinculados al brote en el año 2016.

Se registraron, además, casos vinculados a este brote en 16 provincias predominantemente en Corrientes, Buenos Aires, CABA y Santa Fe.

En la provincia de Formosa se encuentran en curso brotes de dengue por serotipo DEN1 que afecta a 3 localidades: Clorinda, Formosa y Naick Neck.

Hasta el momento, la provincia ha notificado al SNVS 717 casos vinculados al brote en el año 2016, correspondientes a las semanas epidemiológicas 1 a 5, y pertenecientes a las localidades antes mencionadas. Además se han notificado 109 casos confirmados y probables con antecedentes de viaje a la provincia de Formosa en 14 provincias del país.

No se notificaron hasta el momento casos de dengue grave o fallecido.

El ministro Lemus afirmó la necesidad de un cambio de hábitos y “de una campaña continua, durante todo el año, para eliminar los criaderos de mosquitos debido a la tropicalización del clima”.
Agregó que “el mosquito Aedes aegypti transmisor del dengue, chikunguña y zika, llegó hasta el sur de Buenos Aires, algo que antes era imposible y es probable que no haya desaparecido en el invierno que se tropicalizó”.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las actividades para controlar la transmisión deben centrarse en los mosquitos Aedes aegypti en estadios inmaduros (huevo, larva y pupa) y en la etapa adulta en el interior de viviendas y espacios adyacentes.

Los agentes sanitarios de la cartera nacional realizan tareas de fumigación en espacios públicos y ofrecen desinsectación en viviendas particulares, de todos modos, cabe aclarar que estas acciones son complementarias ya que eliminan al mosquito adulto, no así a los huevos.

También se enviaron a las provincias máquinas fumigadoras termoniebla, insecticidas, repelentes para fumigación y kits de determinación de reactivos NS1, que se utilizan para realizar las primeras pruebas de laboratorio.

Acciones para prevenir el dengue:

El mosquito Aedes Aegypti habita en áreas próximas a las viviendas y para depositar sus huevos y reproducirse necesita agua quieta, limpia y sombra o semisombra.

Es por ello que el Ministerio de Salud de la Nación aconseja eliminar botellas, latas y macetas en desuso, cubiertas; vaciar bebederos, posamacetas, floreros, plásticos o lonas; tapar tanques de agua; y dar vuelta recipientes como baldes, palanganas y tambores.

Además, solicita eliminar recipientes o basura que puedan acumular agua en patios, terrazas, calles y baldíos; mantener los jardines desmalezados; destapar los desagües de lluvia de los techos y mantener las piletas de natación limpias y tratadas con cloro.

Ante la presencia de síntomas como fiebre; dolor de ojos, cabeza, músculos y articulaciones; náuseas; vómitos; cansancio intenso; sarpullido; picazón y sangrado de nariz y encías, la recomendación es no automedicarse y acudir al médico lo antes posible para recibir el diagnóstico. Tampoco se debe tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones.

Fiebre Chikungunya:

Durante el año 2016 hasta la SE8 fueron estudiados 1030 casos para Fiebre Chikungunya en el marco de la vigilancia de Síndrome Febril Agudo Inespecífico.

En la SE8 se confirmó por primera vez circulación viral autóctona de virus Chikungunya en la Argentina: en la provincia de Salta se notificaron 29 casos autóctonos, 27 en la localidad de Tartagal con fechas de inicio de síntomas entre las SE 6 y 8., y 2 en la localidad de Apolinario Saravia.

Así mismo, se notificó 1 caso confirmado sin antecedente de viaje en la localidad de San Pedro, Jujuy con fecha de inicio de síntomas en la SE 8. Estas provincias también presentaron casos confirmados importados junto a CABA, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fé.

Los casos confirmados importados ascienden a 25 y se distribuyen en las siguientes jurisdicciones:

– Salta: 7 casos con viaje a Bolivia y 4 casos con antecedentes epidemiológicos en estudio.

– CABA: 4 casos con antecedente de viaje a Bolivia, 2 a Brasil y 1 a Paraguay.

– Jujuy: 3 casos procedentes de Yacuiba, Bolivia.

– Córdoba: 1 caso con antecedente de viaje a Bolivia.

– Entre Ríos: 1 caso con antecedente de viaje a Bolivia.

– Santa Fe: 1 caso con antecedente de viaje a Brasil.

– Buenos Aires: 1 caso con antecedente de viaje a Bolivia.

Los casos probables, corresponden a 3 casos residentes en la provincia de Salta (2 con viaje a Bolivia y 1 a Colombia) y 1 en Santa Fe (con viaje a Bolivia).

Entre las SE 1 a 52 de 2015 fueron notificados 1281 casos sospechosos de los cuales 21 fueron confirmados, 22 están clasificados como probables y 1107 se encuentran en estudio (de los cuales 923 cuentan con una primera muestra negativa).

Los últimos países en registrar circulación autóctona fueron Perú, Bolivia y Paraguay. En Bolivia, durante el año 2015 se confirmaron 10.354 casos, y durante el 2016, hasta la SE5 ya se han confirmado 2.291 casos (328 por laboratorio y 1.963 por nexo epidemiológico).

En Paraguay, durante el 2015 se confirmaron 4.294 casos de fiebre chikungunya (879 por laboratorio y 3.415 por nexo epidemiológico). Durante el 2016 y hasta la SE2 se confirmaron 9 casos.

En Brasil, para el año 2015 (SE1 a SE52) se reportaron 26.952 casos sospechosos autóctonos. De estos, 7.823 fueron confirmados (817 casos por pruebas de laboratorio y 9.568 casos por criterios clínicos y epidemiológicos). Se registraron, además, 3 óbitos por Fiebre Chikungunya en pacientes adultos mayores (75, 83 y 85 años) con antecedentes de enfermedades crónicas.

Por otra parte, se confirmaron sólo casos importados en Canadá, Cuba y Chile.

Zika:

En la SE 8, el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba comunicó 1 caso confirmado de infección por Virus Zika en un paciente residente en la ciudad de Córdoba que no presentó antecedente de viaje, lo que representa el primer caso en Argentina con transmisión local del virus.

Como producto de la investigación epidemiológica se estableció que la vía probable de transmisión fue sexual y no vectorial y se destaca hasta el momento nexo con un caso probable procedente de Colombia.

Se confirmaron además, hasta la SE 8, 13 casos importados de Infección por Virus ZIKA distribuidos en las siguientes jurisdicciones:

– CABA, 8 en total: 3 casos con antecedentes de viaje a Colombia; 3 a Venezuela; 1 a Brasil y 1 a San Martin (Caribe).

– Buenos Aires: 1 caso con antecedente de viaje a Brasil y 1 a Venezuela.

– Córdoba: 1 caso con antecedente de viaje a Venezuela.

– Mendoza: 1 caso con antecedente de viaje a Colombia.

– Corrientes: 1 caso con antecedente de viaje a Brasil.

En el transcurso del 2016, fueron notificados otros 339 casos estudiados para Zika en el marco de la vigilancia integrada de arbovirus.

De acuerdo a las últimas actualizaciones de OPS-OMS realizadas en SE07 y SE08 del 201617, cuatro nuevos países/territorios notificaron transmisión autóctona (local) del virus Zika confirmada por laboratorio: Aruba, Bonaire, San Martín (estado independiente del Reino de los Países Bajos) y San Vicente y las Granadinas.

Estos se suman a otros países de la región de las Américas que ya presentaron circulación autóctona del virus Zika: Barbados, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Curacao, Chile (Isla de Pascua, 2014), Ecuador, El Salvador, Guadalupe, Guatemala, Guyana, Guyana Francesa, Haití, Honduras, Jamaica, Martinica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana, San Martin, Surinam, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes de los Estados Unidos y Venezuela.

En Brasil se ha registrado un aumento inusitado de anomalías congénitas (microcefalias) relacionadas a la infección con virus Zika. Asimismo, se ha registrado un aumento de casos de Guillain Barré relacionados con dicha infección en Brasil y en la Polinesia Francesa.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.