Infestación de PULGAS

26 04 2012
Los modelos epidemiológicos de la infestación por pulgas y las enfermedades que transmiten se están modificando por el aumento de desplazamientos de animales de compañía desde sus lugares de origen a otras zonas, así como por el tan comentado cambio global. De esa manera, la incidencia de ciertas enfermedades de presentación rara podría incrementarse debido tanto al aumento de la importación como al establecimiento de los agentes o sus vectores en áreas hasta el momento no endémicas.

Las lesiones cutáneas pueden favorecer infecciones secundarias por bacterias o por hongos (Malasseziaspp) y producir diversos tipos de dermatitis.
La respuesta inmunitaria, inducida especialmente por la saliva, puede dar lugar a reacciones alérgicas, siendo la más importante la dermatitis alérgica a la picadura de pulgas.
Pueden actuar como vectores de agentes productores de enfermedades en los animales y en los humanos. Estas enfermedades se denominan vectoriales o enfermedades transmitidas por vectores (ETVs).
En la mayoría de los casos, la importancia clínica de las ETV es mayor que la infestación por los vectores que las transmiten.
Pueden transmitir el Tifus murino y otras Rickettsias.
Pueden transmitir la Enfermedad del arañazo del gato, Bartonelosis, causadas por bacterias Bartonella.
Pueden transmitir Dipylidium caninum.
Pueden transmitir la Peste Negra en sus tres variantes pulmonar, septicémica y bubónica causada por la bacteria Yersinia pestis.
Factores abióticos que afectan a la supervivencia de las pulgas
Temperatura (°C)
Efecto sobre las pulgas
Humedad relativa (HR) (%)
Efecto sobre las pulgas
-1
Todas las fases del ciclo vital mueren en un intervalo de 5 días
12
100% de mortalidad de las larvas a 27°C tras una exposición de 24 horas
3
Todos los huevos, larvas y pupas mueren en 5 días de exposición, hasta un 65% de los adultos pueden sobrevivir a esta temperatura con una humedad del 75%.
33
100% de mortalidad de las larvas a 32°C tras una exposición de 24 horas
13
El desarrollo del 50% de los huevos hasta adulto requiere entre 130 y 140 días (75% HR)
50
Menor HR necesaria para la supervivencia de los huevos y el mantenimiento de las larvas a 35°C
21
El desarrollo del 50% de los huevos hasta adulto requiere aproximadamente 40 días (75% HR)
75
HR con el mayor grado de supervivencia y desarrollo para cada fase
27
El desarrollo del 50% de los huevos hasta adulto requiere aproximadamente 24 días (75% HR)
32
El desarrollo del 50% de los huevos hasta adulto requiere aproximadamente 16 días (75% HR)
En aquellos casos de infestaciones graves, es necesario controlar la infestación más rápidamente con una combinación o uso concomitante de productos para el medio ambiente y productos que se administran al animal.
Las infestaciones por pulgas tienen su máxima en verano y otoño, pero diversos estudios han demostrado que puede ocurrir a lo largo de todo el año, y por tanto, podría ser necesario un control permanente.
El control de huevos de pulgas, larvas y pupas en el medio ambiente es importante para minimizar el potencial de desafío tanto en animales como en humanos.
El control medioambiental del interior de las casas incluye el uso de aspiradora de forma regular en todas las habitaciones donde los animales pasen la mayor parte del tiempo y desecho apropiado del contenido de la aspiradora, restricción de acceso a los “puntos calientes” que se hayan identificado y el uso de productos que sean eficaces frente a los estadios inmaduros.
El tratamiento del exterior es difícil, y tratar al animal con un producto que sea eficaz frente a los estadios inmaduros es una manera de reducir la contaminación ambiental. Debe considerarse que los animales silvestres pueden ser una fuente de infestación de pulgas, y por tanto debe observarse la interacción entre animales de compañía y animales silvestres. En general, el control del medio ambiente frente a los estadios inmaduros de las pulgas debe ir siempre acompañado de un tratamiento ectoparasiticida frente a las pulgas adultas en los animales.
En un momento dado, aproximadamente

el 57 % de las pulgas se hallan en la fase de huevo,
un 34 % son larvas,
un 8 % son pupas y
sólo un 1 % son insectos adultos.

Esto deja en claro que cuando existe una infestación de pulgas, los insectos adultos que atacan a personas y mascotas son solo la punta del iceberg de la real infestación que está por venir.
Este ciclo vital puede tener lugar en tan sólo 12 días o durar hasta unos 174 días, dependiendo de las condiciones de humedad y temperatura del ambiente.
Una vez que alcanza a su huésped, la pulga comienza a alimentarse en cuestión de segundos, convirtiéndose en un parásito obligado. La principal causa de muerte de los ectoparásitos viene determinada por las actividades de acicalamiento que efectúan los animales.
Para alimentarse la pulga perfora la piel del huésped e inserta la punta de su epifaringe para extraer la sangre de los capilares. La saliva del insecto, que se introduce por medio del saco salival, tiene un efecto anticoagulante.

Las pulgas se hacen dependientes de una fuente constante de sangre cuando comienzan a reproducirse, porque de lo contrario morirían en un par de días.

La producción máxima diaria de huevos oscila entre los 40 y 50, aunque por término medio son unos 27 huevos diarios durante los primeros 50 días. A lo largo de toda su vida una única pulga hembra puede depositar más de 2.000 huevos
Los huevos eclosionan diseminándose en el ambiente entre 1 y 10 días después de haber sido puestos en el huésped, dependiendo ese tiempo de la temperatura y humedad ambientales (las condiciones ideales son una humedad relativa del 70% y una temperatura de 35ºC).
La pulga C. felis felis tiene tres etapas en este estadio larvario. Las larvas del primer estadio miden unos 2 mm, son delgadas y de color blanco y están cubiertas por unos pelos cortos.
Se alimentan de restos orgánicos y de las heces de las pulgas adultas, que contienen sangre.
Estas larvas son fototácticas negativas y geotácticas positivas. Por lo tanto las larvas en el hogar evitan la luz solar directa y se desplazan hacia debajo de los muebles, de los electrodomésticos y entre las fibras de las alfombras. En el exterior las larvas prefieren las áreas sombrías bajo las basuras, árboles y hojas muertas.
Precisan entre 5 y 10 días para sufrir dos mudas, tiempo en el que crecen hasta un tamaño aproximado de 5 mm.
Las larvas maduras sintetizan una envoltura pegajosa (capullo) en las cuales evolucionan a pupas. Residuos orgánicos se pueden adherir al capullo ayudándole a pasar desapercibido y proporcionándole una excelente protección frente a los insecticidas. Esta fase de pupa dura entre 5 y 9 días.

Pueden sobrevivir hasta unos 140 días si permanecen a salvo de la desecación dentro del capullo. Se cree que la presión física y las condiciones cambiantes de luz, temperatura y de dióxido de carbono son los estímulos que inducen la salida del insectoadulto.

Las pulgas recién salidas pueden sobrevivir en el ambiente entre unos 10 y 62 días, según también la temperatura y humedad del mismo.

Fuente: ESCCAP
Dermatology Online Journal

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: